Jesus Camp

Si bien dicen que “es mejor no hablar de religión o política, porque es fácil molestar a los demás“, hay ciertos casos en que uno simplemente no puede quedarse callado. Hoy es uno de esos casos extremos.

Les cuento: Jesus Camp, llamada “Soldados de Dios” en español, es un documental estadounidense realizado en 2006 dirigido por Rachel Grady y Heidi Ewing sobre un campamento de verano pentecostal para niños que pasan el verano aprendiendo y practicando sus “dotes proféticas” mientras les enseñan que pueden “devolver Estados Unidos a Jesús“. No es ficción, es un documental real basado en un campamento de verano real llamado Kids on Fire School of Ministry a las afueras de Devil´s Lake, en Dakota del Norte, EEUU (la ironía es deliciosa), dirigido por la señora Becky Fisher (¿pescadora? parece que se toma muy en serio su apellido) y su sacerdocio, el Kids in Ministry International.

El documental se centra en 3 niños que participaron en el campamento en verano de 2005: Levi, Rachel y Tori, tres niños cristianos y muy devotos. Levi, cuya ambición es ser pastor, ha dado numerosos sermones en la iglesia de su padre, la Iglesia de Rock of Ages en St. Robert, Missouri. Levi estudia en casa -algo que su madre justifica diciendo que Dios no le dio un hijo para que fuera criado por otra persona- y estudia ciencias a partir de un libro que de ciencia creacionista. Su madre le enseña que el calentamiento global es una especulación política ficticia y que la temperatura terrestre sólo ha aumentado 0.6°C. Levi da un sermón en el campamento en el que declara que “su generación es la clave para el retorno de Jesús a la Tierra“.

Rachael, quien también pertenece a la iglesia de Levi (su padre es pastor ahí) aparece entregando folletos cristianos a gente que va conociendo, diciéndoles que Jesús les ama. No tiene muy buena opinión de las iglesias que no son pentecostales (ella las llama “iglesias muertas”) y considera que no son “iglesias a las que a Dios le gusta ir”. Tory es miembro del grupo de baile children’s praise (alabanzas de los niños) de la iglesia de Cristo Triunfante.

Este es el trailer de la película:

 

Fisher, como directora del campamento, insiste en que hay que educar a los niños desde pequeños para ser “soldados del ejército de Dios “ y que sean capaces de “defender su fé“, ya que su “enemigo“, los musulmanes que practican el Islam educan a sus niños para ser “soldados de su fé“ desde que nacen, y si los árabes pueden, ¿por qué los cristianos no? Noten por favor  en el video la parafernalia militar de los instructores y de los niños. Fischer menciona en uno de sus sermones a Harry Potter afirmando que “es un Enemigo de Dios“ y que, “si hubiera existido en los tiempos bíblicos tendrían que haberlo matado. Más adelante, cuando se le pregunta a Fisher sobre la razón de enseñar tanta devoción a los niños, ella contesta que “no cree que las personas tengan la libertad de elegir una creencia religiosa cuando alcanzan la madurez, y que es muy importante que se empapen de los valores cristianos evangélicos desde que son niños“.

Mención aparte merecen las escenas donde los niños son llevados a protestar contra el aborto con las bocas tapadas, en el rito de purificación en las que se lavan las manos con agua mientras se arrepienten de sus pecados o en las sesiones de trance en que, tratando de tener visiones proféticas del futuro los niños se convulsionan en el suelo y se despiertan convencidos de que en su trance visitaron el cielo.

En serio…

Entiendo que hay personas que intenten hacer que su fé perdure, y entiendo que hay padres de familia que desean inculcar los buenos valores católicos y/o cristianos en sus hijos, pero de ““Amarás a tu prójimo“ y “Pon la otra mejilla“ a lo que pasa en este campamento hay mucha diferencia. Es mi opinión que adoctrinar a niños tan pequeños en temas religiosos extremistas es simplemente un crimen, tanto contra la capacidad de los niños de crearse un criterio propio como contra la sociedad al promover estas prácticas fanáticas, que precisamente han colocado a la Iglesia Católica/Cristiana o en cualquier otra versión contra la pared, perdiendo más y más fieles cada año.

La película estuvo nominada a los premios Oscar como mejor documental en 2006 y perdió contra “An Inconvenient Truth“, un documental sobre el cambio climático. Una vez más, la ironía no pasa desapercibida y como dicen por ahí, “los designios de Dios son indescifrables“ (LOL).

Consejo a los padres: sus hijos no tienen la culpa de que ustedes tengan tal o cual religión. Edúquenlos para que sean personas completas, humanas y prósperas, con criterio y raciocinio propio. No los embarren con sus culpas y creencias. Una religión (en este caso, una iglesia con tintes de secta) que mezcla la palabra “Dios“ con “Ejército“ no puede ser buena para nadie.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: