Archivos Mensuales: abril 2007

A Glimpse of Fate

Traspaso o rento aeropuerto

Suena a un ofertón, en caso que estén buscando un aeropuerto. Yo tengo un puente en Brooklyn que no estoy usando y ando vendiendo en caso que alguien se interese.

Cambiar el Mundo

Hace unos días estaba platicando con Alfredo, el dueño de la empresa para la que estaba trabajando hasta hace poco. El hombre es un tipazo dotado de un ingenio y un carisma admirables y afortunadamente para mi llevo una buena relación con él. Después de un rato y dejando los asuntos de trabajo por un lado, me hizo una pregunta que hace mucho no escuchaba: ¿qué es lo que realmente quieres hacer con tu vida?

Esta es una pregunta realmente difícil que muchos desdeñan con respuestas como “quiero ser independiente“, “quiero poner mi negocio“, “retirarme joven” o sandeces por el estilo. Si uno se pone a pensarlo bien es una pregunta muy seria, se refiere a cuál creemos que es nuestro propósito en el Universo o sobre que idea tenemos acerca de nuestra misión de vida. Realmente no es algo que uno debiera contestar a la ligera y merece meditar un poco (en privado antes, si les parece mejor) antes de evadirla.

En mi caso es algo que tengo claro desde hace tiempo: no se trata de trabajo, o de dinero o familia (las tres van y vienen) sino de algo más elemental. Es acerca de cómo justificar tantos años de respirar, comer, estudiar… de vivir.

Mi respuesta es fácil: quiero cambiar el Mundo.

Sé que suena algo cursi, pero cuando lo digo lo digo en serio: creo que nada es perfecto y que nada es estable, y que como seres pensantes (casi todos) tenemos la obligación de afectar nuestro entorno de la manera más positiva para los demás y sobre todo, para los que herederan nuestras broncas.

No se trata tampoco de hacer cosas imposibles: cambiar el mundo no significa –muchas veces– hacer algo cataclísmico que altere la percepción de todos de la noche a la mañana. A veces algo sencillo, algo significativo a la larga puede resultar en un verdadero cambio.

Afortunadamente yo me creo esta historia y Alfredo también me la compró. Ya somos dos entonces. ¿Ven que fácil es?

The Doctor is In

Los últimos días han sido muy interesantes.

En apenas unas semanas empecé a escribir para un blog de tecnología bastante respetable y con colaboradores muy buenos, empecé a grabar semanalmente un podcast sobre Web al que le ha ido bastante bien y casi sin querer estoy involucrado en un proyecto de multiblogs bastante importante acá en México. Ah, y conseguí un nuevo trabajo. Yup, uno de esos trabajos que no estaba buscando pero que me ha caido de perlas, tanto económica como profesionalmente.

En pocas palabras, he estado realmente ocupado ultimamente, lo cual, creo, es una buena señal: si tenemos en cuenta que me dedico a asuntos de IT sobre y para Web es porque hay mucho trabajo en esta área desde que empezó el año.

No solo he recibido ofertas de trabajo, sino también ayuda para encontrar personas en la misma área. La cuestión es que ¡no hay nadie disponible! Prácticamente todos mis conocidos y contactos están bien posicionados o estan en proceso de cambiar de trabajo o proyectos (si andan buscando chamba en Web vayan y registrense a Webmasters México). Definitivamente el 2007 es un buen año para la Web y los que trabajamos en ella.

Por supuesto, uno no puede ser demasiado optimista sin ser un poco pesimista: temo que viene el quiebre de la Burbuja 2.0 que tal vez no sea tan estrepitosa como la anterior pero si perjudicará a muchos si no toman las debidas precauciones.

La otra cuestión es que aunque me la he pasado leyendo y estudiando practicamente han sido solo cosas de trabajo, no de libros que valgan la pena. Tengo una talega de libros que me esperan para la vacaciones que vienen.

Mucho que hacer y tan poco tiempo… por supuesto estaré escribiendo por acá más seguido (promise) sobre cosas y casos de estos días que tienen pinta casi de segunda parte.

A ver que pasa. 😉