Archivos Mensuales: enero 2007

The Voice of Fate

CafeInternet-Logo

Finalmente y después de algunas semanas de retraso, ¡el primer episodio del podcast Café Internet ha sido publicado! En este espacio estaré hablando (y neceando) todos los viernes junto a mi alegre vecino Héctor Pimentel sobre cuestiones de Internet, Web y asuntos relacionados.

En esta primera charla Héctor, el legendario Carlos Niebla y yo mismo platicamos y discurrimos sobre qué significa ser un Webmaster, qué se necesita para llegar a ser uno y sobre la historia y antecedentes de Webmasters México.

Tengo que agradecerle a muchas personas que hicieron posible que este podcast se conviertiera en algo real como a Edgar Luna, a Toño Quirarte, a nuestro productor Axel Alonso y al resto del equipo de Frecuencia Cero.

El sitio oficial de Café Internet es http://www.frecuenciacero.com.mx/cafeinternet y acá está el feed del podcast o se puede descargar directamente desde acá.

Esta es la primera intentona, así que agradeceré mucho comentarios, criticas y sugerencias para irlo mejorando y que pueda ser un canal útil y ameno. Ahora sí, estamos en línea.

Linkedin.com y las redes sociales

Siguiendo mis ideas previas sobre la comunicación en Internet y la aldea global he participado en los últimos meses en varias comunidades de redes sociales, algunas veces por invitación (como en Orkut o Facebook), a veces por curiosidad (como en Yahoo! 360 o Tagged) y a veces por morbo (como en Hi5, WAYN o MySpace). Debo decir al respecto después de algunas veces de trastear un poco con la aplicación y ver que tipo o perfiles de personas rondan por ahí que pocas veces he quedado contento con el resultado: en Hi5, Tagged o WAYN la publicidad es un insufrible desfile de pop-ups y pop-unders, por no decir que está lleno de personas que aparentemente buscan sexo lo más lejos posible de donde vivan porque ya han sido rechazados en su espacio físico normal por todos (o todas) los que los conocen. En el caso de Orkut lo único que me han dan dado a sido una cantidad abominable de SPAM en portugués.

Sé que no soy una persona terriblemente social, pero he conocido más personas y hecho más amigos en foros y blogs que en las mentadas redes sociales.

Hay una red, sin embargo, que se distingue entre las demás y que me ha sido de una ayuda considerable en las últimas semanas: LinkedIn. Recuerdo haber leído sobre esta red en algún lugar hace poco menos de un año y me dí de alta solo por curiosidad. Me animó el hecho de una interfase limpia, clara y sencilla, sin mayores pretenciones que ser usable y cómoda y la falta de anuncios luminosos me dió más confianza. Creo que esa época solo invité a un par de personas a mi red y eso fue todo, hasta hace poco que me empezaron a llegar mensajes de personas con las que he trabajado en algún momento o incluso otras a las que no conozco directamente pero que se han interesado en lo yo hago y la red sigue creciendo.

LinkedIn dice acerca de sí misma:

Ya hay 9 millones de profesionales en la Red de LinkedIn y el número sigue creciendo rápidamente. Ya sea que estés buscando u ofreciendo trabajo, una referencia, posibles clientes, un experto o una conexión LinkedIn es un recurso irremplazable para construir tus relaciones profesionales y alcanzar tus metas.

La única competencia para LinkedIn en lo que he buscado es XING, que a pesar de estar completamente en español es un servicio orientado al pago de una suscripción para gozar de los beneficios mínimamente útiles. LinkedIn está en inglés (en mi mundo eso no es mayor problema) y aunque también tiene niveles privilegiados a los que se accede pagando una membresía, los servicios básicos son extremadamente más útiles y amenos que los de su contraparte en español. Hay un artículo muy ameno sobre LinkedIn en el blog de Guy Kawasaki que recomiendo leer a quienes estén interesados en profundizar sobre la posible utilidad de esta red.

LinkedIn es a la fecha es uno de los recursos de los que más hecho mano y me ha servido mucho como aprendizaje, experiencia y networking. Si se registran no duden en buscarme por ahí y si están de humor pueden darme una recomendación 😉

"Innovación" e Innovación

Innovación es la introducción de nuevas ideas, productos, servicios y prácticas con la intención de ser útiles para el incremento de la productividad.

Hace algunos días la empresa para la que trabajo estos días invitó a un experto en innovación a dar una plática a los directores y al personal creativo sobre el tema y fui invitado a asistir. Realmente no tenía ninguna espectativa al respecto sino mas bien algo de curiosidad (mezclado con algo de morbo) sobre qué iba a tratar la presentación.

El invitado* era un señor de edad madura –o sea, rondando los 50 por el lado de arriba-, bien vestido, con laptop de superlujo y facha impecable, e inmediatemente empezó a desgranar preguntas sobre la manera en que se detectan y resuelven problemas, pasando a casos de uso de otras empresas para las cual él ha sido consultor, luego pasar a un par de cuestiones que en sus libros ha tratado más a fondo y luego una hora y media de chistes malos, video chistosos y una presentación de PowerPoint llena de imágenes de flores creciendo y música digna de “Grandes Hits de los Elevadores Vol. 4“. Al final de la charla me sentí timado y con la idea de que había perdido dos horas de mi vida en algo completamente inútil y vacío.

El resto de mis compañeros de trabajo –no todos, pero la mayoría– salieron con luz en los ojos y discutiendo cómo pensaban aplicar la innovación en su trabajo en proyectos en los que estaban trabajando, y del gran acierto de la Dirección en fomentar estas Presentaciones de Expertos en aras del bien de la compañía.

Analizando lo que paso con un poco de perspectiva me doy cuenta que el problema es que la charla no fue realmente una presentación sobre Innovación o la cultura de la misma, que a empresa no le caería mal ninguna de ellas, sino sobre Motivación Personal: la plática es hacer sentir a los asistentes que es posible innovar y que ellos son el motor del cambio, pero nunca presenta ningún método o propuesta real para hacer esa innovación algo real, medible y tangible; nunca presenta bibliografía, recursos o casos reales más allá del mero dato anecdótico. En pocas palabras, fuimos abordados por un digno miembro del Club de los Excelentes: mucho ruido y pocas nueces.

La Innovación es un concepto muy relacionado con la productividad y con la creatividad, pero esta no ocurre espontáneamente: hay mucho trabajo de estudio, investigación y análisis involucrado, además de que es necesario tomar las decisiones y correr los riesgos que lleva el querer ser mejor o por lo menos diferente. Es genial que las personas se sientan “innovadoras” y “excelentes” pero sin acción todo esto no es mas que una bolsa de aire caliente.

A Dios orando y con el mazo dando, gente.

* los nombres de los involucrados han sido eliminados para evitar lastimar su Ego.

El mago de la guerra

Jasper MaskelyneAhora que los magos están regresando al ojo público me pareció adecuado escribir un poco sobre un mago poco usual: Jasper Maskelyne. Este mago inglés vivió durante la primera mitad del siglo XX y fue testigo de las dos Grandes Guerras, pero es su participación en la Segunda Guerra Mundial contra los alemanes lo que lo volvió célebre.

De acuerdo a su autobiografía, “Magic, Top Secret“, Maskelyne se alistó con la idea de que su experiencia como mago podría servir para crear camuflage para el ejército y logró que sus ideas fueran aceptadas cuando creo en el río Tames la ilusión de un destructor alemán utilizando un modelo a escala y algunos espejos. Maskelyne fue enviado África donde el ejército de Rommel estaba causando estragos.

Entre los trucos memorables de Maskelyne están el haber evitado la destrucción de la ciudad de Alejandría y del Canal de Suez con la simple creación de una maqueta de los mismos a unas millas de los originales. Este modelo, cubierto con camuflaje de día, encendía sus luces por la noche mientras la ciudad real las apagaba, desviando el fuego de los bombarderos hacia un blanco falso. Otra hazaña del mago fue utilizar fuertes reflectores contra los aviones alemanes para cegar o por lo menos desorientar a los pilotos. El “mago de la guerra” llegó a crear ilusiones de enormes ejércitos y con cartón y papel podía disfrazar un camión como tanque y viceversa. Se supone que algunos de los trucos de Maskelyne son aún secreto militar británico y no se develarán al público en general hasta el 2046.

Dentro de la comunidad de magos hay muchas dudas sobre la historia de Maskelyne y no falta quien la señale como falsa y exagerada, entre ellos el mago Richard Stokes, quien escribió una serie de ensayos en los que apunta contra las falsedades e inconsistencias de las biografías que, en sus propias palabras, “prefieren promover la leyenda antes de revisar la evidencia“, refiendose en particular al libro “The War Magician” de David Fisher, del cual ya hay un documental que pasa por The History Channel y se rumora que se está preparando una versión para cine con Tom Cruise (ugh!) en el protagonico.

La historia es curiosa y muy interesante, pero resulta ridículo el circo patriotero en el que se embarcan algunos con tal de ensalzar su glorioso pasado militar. La Magia es acerca de ilusiones, pero la Historia es aparte.

¡Transformers!

Con el inminente estreno de la película Transformers‘ de Michael Bay parece que la neoestalgia ha regresado para apoderarse de los medios. Me confieso fan de años de los Transformers originales (aún conservo algunos entre mi colección de figuras de acción) y no puedo sino esperar a que llegue la película en Julio. Mientras les dejo el segundo trailer:

El impacto que la serie tuvo en los que vivimos en los años 80s es innegable, acá hay varios videos que he encontrado al respecto y que están increíbles:

Transformación de la Chevy Silverado:
Se muestra cómo es que esta camioneta ha evolucionado desde sus primeros modelos a la fecha, estilo Autobot.

Transformer bailarín:
Un clásico que anda rodando desde hace tiempo en la web, de Citröen C4.

Transformer (antiguo) bailarín:

Una versión que parodia la anterior con un viejo Citröen 2CV

Citröen sobre hielo:
¿Un robot patinando en el lago? Algo que debe verse…

Saab: de avión a SUB:
Saab insiste que sus diseños originales eran para aviones, ¡y aquí lo demuestra!

Transformer de Nissan:
Este es un auténtico todo terreno.

Fan art – Ultra Magnus:
Este es un video de UltraMagnus (no Optimus Prime, ni Rodimus Prime, ni…)

Escribiendo para TechTear

La Blogósfera es grande. Realmente grande. Uno no creería que tan increible y aturdidoramente grande es y sin embargo las personas que resaltan en ella se pueden contar de una manera mas o menos sencilla (aúnque se necesita una computadora para llevar la cuenta). Una de las personas a las que he seguido la pista desde hace tiempo es al argentino Juan Pablo Sueiro, un conocido domainer por aquellos rumbos que hace poco mudó su blog de juanpablosueiro.com hacia un nuevo proyecto sobre contenidos digitales llamado TechTear.

TechTearComo he repetido muchas veces antes, me encantan los proyectos con iniciativa y que generan contenido propio. TechTear es un periódico/blog en el que se tocan temas sobre tecnología, web, e-marketing, dominios y otras monerías por el estilo.

Para hacer corta una historia larga, desde la semana pasada soy un colaborador de TechTear y podrán leer a diario –yup, a diario– un pequeño artículo mío junto a los excelentes apuntes de Alejandro De Girolami, Alejandro Sena, Augusto Castañeda, Horacio Bella, Jónatan Fernández, Mauro Borione, Federico Almada y por supuesto Juan Pablo Sueiro, con quien he tenido tiempo y oportunidad de conversar vía GTalk en los últimos días y puedo decir que es una gran tipo con buenas ideas y mucha iniciativa: algo realmente raro de encontrar estos días.

El 2007 empezó bien y fuerte: en las últimas dos semanas me han pasado para variar muchas cosas buenas, raras o extrañas, y aunque TBOF ha sufrido un poco de abandono este año tengo varias sorpresas bajo la manga. Mi participación en TechTear es la primera de ellas y esto apenas empieza.

Vayan a TechTear, dejen sus opiniones y agregenlo a sus favoritos. Regresamos a la publicación regular. Nos seguimos leyendo.