Huecos legales y responsabilidad moral

Muchas personas son firmes creyentes de que “las reglas fueron creadas para romperse” y en muchos sentidos tienen razón: la innovación y el pensamiento lateral son herramientas muy útiles cuando se trata de crear formas nuevas de hacer o de ver las cosas que se creen firmemente establecidas. Pero cuando las personas toman el significado de esta frase literalmente entonces es cuando hay problemas…

Es muy referido el caso -especialmente en cine- de abogados tratando de zafar a sus clientes de problemas legales utilizando huecos en la legislación -en el artículo “In Praise of the Loophole” de Matthew Baldwin se mencionan un par de estos casos- ya que la jurisprudencia es muy apegada a las letras: si no esta escrito entonces no está prohibido y no son pocos quienes sacar ventaja de estos huecos.

En la Ciudad de México, por ejemplo, recientemente se instalaron cámaras con radares que fotografian las placas de los coches que exceden los límites de velocidad para después enviarles la respectiva multa, no importando quien maneje el coche o si no hay un policía de tránsito cerca.

A los pocos días salió el remedio: la compañía PhantomPlate esta ofreciendo a la venta Photoblocker, latas en aerosol que impiden que las cámaras fotografíen las placas de los coches y así evitando las multas. En su sitio web, Phantomplate asegura que su producto es 100% legal, y aquí es donde se ponen espesas las cosas. ¿Es legal porque no hay legislación al respecto? Un claro ejemplo del uso de los huecos para sacar dinero.

Lata de Photoblocker

¿Quién se beneficia? Los radares se instalaron en principio para evitar que se excedan impunemente los límites de velocidad y por lo tanto el riesgo de accidentes graves de tránsito. El dinero de las multas –en teoría– es dinero para la ciudad. Los radares crean consciencia en los automovilistas de respetar los límites de tránsito y es parte del fomento de una cultura de manejo, que buena falta hace en el D.F.

Por otro lado, Photobloquer es un producto diseñado y promovido con el propósito único de burlar estas cámaras, que si pensamos que las cámaras fueron colocadas para reforzar la ley, entonces por definición es un producto que sirve para romper la ley. Pocas cosas podrían ser más ilegales, pero si no hay leyes claras al respecto –y pasará tiempo para que la haya, dado el estado de nuestro deplorable órgano legislativo– y mientras Phantomplate se embolsa $400 pesos (como $35 USD) por lata.

Los sprays bloqueadores de cámaras han sido declarados ilegales en algunos estados en Norteamérica y hay quien declara que el producto sencillamente no funciona (¿PhantomPlate dará garantía si uno recibe un multa? Mmm…) esto no ha impedido que la venta de estas latas sea un negociazo alrededor del mundo.

Google, por ejemplo, no permite que en su programa de publicidad se anuncien este tipo de productos en su programa de publicidad AdWords ya que van en contra de sus políticas, de la misma forma que no anuncia curas milagrosas. Tal vez la ley no diga nada al respecto, pero los dueños de Phantomplate no pueden exigir a Google que anuncie su producto y de esa forma estamos viendo algo de responsabilidad moral al respecto. Cada quien su consciencia.

Anuncios

6 pensamientos en “Huecos legales y responsabilidad moral

  1. codehead dice:

    Estoy de acuerdo en que un producto que solo puede ser utilizado para cometer impunemente un acto ilegal deba ser ilegal a su vez. Pero aprovecho para hacer algunas preguntas respecto al uso de los radares, las cuales nadie me ha podido responder.Para empezar, ¿quién estableció que ahora el límite será de 70km/hr? Este es límite de velocidad que supuestamente tienen programado, y es arbitrario e irreal. ¿Máximo de 70km/hr en Insurgentes? Si tengo suerte hago 20km/hr en la mañana, y si no hay tráfico, 90km son más realistas. A los tipos que supuestamente van a 240km/hr en el periférico no les deberían dar una infracción sino un juicio sumario y un tiro en la sien, aunque -si existen- a ésos no los alcanza ni la federal de caminos.Otra: ¿Cómo sabe la cámara en qué carril vas? Porque en el periférico hay un carril de 90km/hr, otro de 80km/hr y uno más de 70km/hr. Si me cambio de carril el límite máximo es 85km/hr y 75km/hr respectivamente? ¿Y cuál es el límite si me cambio de carril para evitar un bache o una coladera abierta?Otra: ¿Qué hago si el anuncio de limite de velocidad está cubierto con graffiti? ¿Me apego al máximo de 90km/hr en zona urbana reglamento?Ahora bien, ¿Quieren forrar las arcas con dinero para la ciudad, para apostar en Las Vegas o para invertir en alguna campaña política, de preferencia con multas por exceso de velocidad? Mejor pongan una patrulla en el segundo piso del periférico, donde junto a unos letreros con unas misteriosas equis hay otros que indican que la velocidad máxima es de 60km/hr, cuando todo mundo va a un promedio de 80. Nomás que no vayan en la mañana, cuando las rampas están atascadas; sería mejor como a las 11am, o a las 9pm. A las 10pm no, porque está cerrado. Excepto los días de fiesta.Ojo, no estoy declarándome en contra de los límites de velocidad, sólo pido que se establezcan de una forma razonable. No tengo nada contra los que van a 180 mientras lo único que afecten sea un poste y a su propia prole; ellos sólo están demostrando un mecanismo más de seleccion natural.Además, afrontemos qué es lo que sucede en realidad con los radares. En vez de que todos digamos “es cierto, manejar a 140km/hr es totalmente irresponsable”, lo que en realidad sucede es que vamos pendientes a ver dónde está ahora el radar de turno — anunciado con toda oportunidad por el frenón de los 8 autos de enfrente o por una cola de 2km, según el caso — para subir a una velocidad razonable o suicida -pero siempre mayor a 70km/hr- unos metros más adelante.En conclusión si en este país necesitamos algo no son radares de MXP$9,000,000 sino algo infinitamente más valioso: un poco de educación.

  2. Alberto dice:

    Coincido casi en todos los puntos con Codehead. Los límites de velocidad que ha fijado la Secretaría de Seguridad Pública son ridículos, así como las declaraciones de Alejandro Encinas o Joel Ortega en relación a que había casos de automovilistas circulando a más de 200 km/h en vialidades como Insurgentes y Periférico. Y en cuanto a los clubes de “arrancones” y “carreritas”, estos aún existen. Nada más dense una vuelta por Río Churubusco o el eje 6 sur a eso de las dos de la mañana…

  3. Chingasatt dice:

    Yo solo quiere comentar que a Mauricio se le fue mal escrito un link a la pagina de Chilanga Banda. Tecleo http://www.chilangabanda.com>/a y pues cuando la raza da clic, el target no sale correcto y marca que el url no lo encuentra. Por lo demas coincido con lo posteado

  4. Codehead y Beto: coincido con ustedes sobre lo pésimamente mal que están diseñadas las leyes de tránsito en la ciudad de México (en todo México para el caso) y es un caso claro de dejar que la ley se “encargue” de decirnos que hacer… para después hacer lo que nos da la gana.Finalmente mi punto sobre los sprays es que son un excelente ejemplo de aquel cínico dicho popular que reza que “el que no tranza no avanza” y que personalmente (y sin ganas de darme baños de pureza) me parece indignante. Agradezco mucho sus comentarios!Chingasatt: fue error mio y ya esta corregida la liga a ChilangaBanda. ¡Gracias por indicarmelo!

  5. Anonymous dice:

    Ay pero por supuesto que el problema no es la velocidad, vean países como Alemania donde no hay límites de velocidad, y el índice de accidentes es de los más bajos. ¿Por qué? porque tienen una cultura y buena educación al conducir, respeto y tolerancia. Aquí en México, muy pocos la tienen y son conscientes. No saben entrar a las glorietas (nunca saben que los que van dentro tienen la preferenica de paso, al contrario, siempre los que van dentro se tienen que frenar, el colmo). Intenten hacer eso en provincia y verán como les chocan, jajaja. También nunca falta el que va en el carril de alta y le pides el paso y se frena para fregarte, y digo, se amarra. Estos conductores son los que causan que otros vayan en zig-zag, y eso sí es peligroso. Si respetaran que hay gente que quiere ir más rápido y los dejaran pasar….Claro, hay límites, y no se trata de correr por correr. Hay que saber hacerlo, y determinar si es prudente dadas las circunstancias (condiciones de tráfico en el momento, lugar, etc).Creo que en lugar de multas por velocidad, hay que acabar con el problema de raíz: Educación Vial. Mejor enseñen a la gente a manejar y a RESPETAR.

  6. Totalmente de acuerdo. Tristemente el modelo de castigo/castigo de las autoridades no promueve este tipo de enseñanzas. El respeto se aprende en casa, en la escuela, en el trabajo y con la familia y los amigos, no platicando con los tránsitos.En fin, uno a la vez por lo pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: