Archivos Mensuales: octubre 2005

La historia secreta de los Pitufos

La reciente noticia del comercial donde la UNICEF bombardea la aldea de los Pitufos me trajo a la mente algunos datos curiosos sobre la serie que he recolectado por algunos años y que me gustaría compartir. ¿Recuerdan cuando a mediados de los ochentas se corrió el rumor de que los Pitufos eran entes infernales, demonios disfrazados de juguetes infantiles para promover el pecado? Pues resulta que no estaban tan errados. Me explico:

Si miramos de cerca, los Pitufos tienen reminicencias de los antiguos sermones medievales que nos recuerdan a las almas de los bebés fallecidos sin recibir el sacramento del bautismo. En estas historias, las almas de los bebés se quedaban flotando en el limbo (purgatorio) sin la oportunidad de ir al Cielo debido a que, aún en su inocencia, portaban el Pecado Original heredado de Adán y Eva. Hay quien dice que los Pitufos son azules porque es precisamente la tonalidad de la piel en los cuerpos de los bebés cuando eran encontrados muertos en sus cunas.

Estas inocentes almas se convierten entonces en la representación de los Pecados Veniales, y los nombres y oficios de los Pitufos se encargan de recordárnoslo: Pitufo Vanidoso (la vanidad es un pecado), Pitufo Gruñón (ser enojón también es pecado), Pitufo Glotón (la gula es un pecado), Pitufo Filósofo (la filosofía es anatema a la teología, y al oponérsele buscando respuestas fuera de los dogmas de la iglesia se convierte en pecado), Pitufo Ingeniero (contravenir el orden de la Naturaleza es pecado también), y así hasta llegar a los 100 Pitufos. Lo único que faltaba en esta pequeña aldea era un Pitufo Sacerdote, ¿cierto?.

El Pitufo líder -o lo más cercano a un pitufo clérigo- era Papá Pitufo, que era el único pitufo adulto (sin bautizar, claro) y que curiosamente practicaba la hechicería (¡pecado!) y vestía ropa roja, como obvia adhesión a Satanás, enemigo del Dios católico.

¿Recuerdan la danza de los Pitufos? Todos se tomaban de la mano mientras cantaban y bailaban en la obscuridad del bosque alrededor de una hoguera, elemento común de muchos ritos paganos. Hay que tener en cuenta que para los cristianos de esa época el Bosque simbolizaba el lado oscuro y salvaje de la naturaleza, en el que habitaban demonios y animales fantásticos, y también representaba la Lujuria.


¿Celebrando o invocando a Satanás? ¿Ciencia o Magia, Papá Pitufo?

Si recuerdan, los Pitufos bebés los traía la cigüeña en cada Luna Azul, evento que se da una o dos veces al año, y que coincide con las fiestas de la Noche de Gualpurguis (30 de abril) y la Noche de Todos los Santos (30 de octubre), en que los paganos y las brujas se reunían para hacer las fiestas del Sabbat o invocación al Astaroth, el demonio en forma de macho cabrío.

Pero se pone mejor: el enemigo jurado de los Pitufos es Gargamel, que si recordamos, vivía en una pequeña torre a la mitad del bosque y vestía una oscura túnica raída. Tenía -o al menos parecía- una calvicie incipiente, aunque puede que se estuviera cortando el cabello de la parte superior de la cabeza como tonsura. A todas señas, Gargamel era un monje Dominico. Si es así, entonces se entiende su odio a los Pitufos (al pecado, pues), sobre todo que los monjes dominicos eran Inquisidores.

Comparación entre Gargamel y Santo Domingo de Guzmán.
¿Compañeros de oficio?

Su gato, Azrael, tiene el nombre del ángel de la Venganza y de la Muerte, y que entre sus ocupaciones esta precisamente recolectar las almas de los bebés muertos antes de ser bautizados. Todo esto toma sentido cuando, al final de la serie –o ya para cuando salió la película– nos damos cuenta de que todo esto ocurría en el tiempo de los reyes y los caballeros, o sea, en plena Edad Media.

Aunque al principio la misión de Gargamel y Azrael era atrapar Pitufos para comérselos (al estilo del Coyote y el Correcaminos), al poco tiempo se revela que Gargamel desea atrapar a los Pitufos porque de ellos se podía obtener oro si se les hervía vivos (un método de atrición utilizado por los Inquisidores con frecuencia). Esta es una referencia al ritual hermético de los alquimistas de la transmutación del plomo en oro, que realmente es una alegoría del proceso de convertir los pecados en virtudes.

¿A que esta no se le esperaban, eh?

Por supuesto, todas estas tonterías son conjeturas y necedades que he ido coleccionando a lo largo del tiempo de propios y extraños, con mis propias adiciones, pero para nada significa que cuando los Pitufos fueron creados haya sido con un fin tan siniestro como evangelizar niños a través de caricaturas –ningún cura es tan suspicaz, aunque tal vez si haya varios tan perversos-. Sencillamente es un poco de sal y pimienta a algo que tanto gozamos algunos cuando niños (yo era superfan de los Pitufos, and still proud of it!). ¡Caramba, hasta hay una teoría de que Peyo creó a los Pitufos como propaganda comunista!


El camarada Papa Pitufo


Tomar todo esto en serio sería tan lógico como creer que los mitos de Cthulhu hablan de algo real, pero es una excelente historia para espantar a niños –y no tan niños– en este Halloween. Cuando se la conté a Diego estuvo botado de la risa un buen rato, y en parte a petición suya la he publicado.

>:-D

A Glimpse of Fate

.flickr-photo { border: solid 2px #000000; }.flickr-yourcomment { }.flickr-frame { text-align: left; padding: 3px; }.flickr-caption { font-size: 0.8em; margin-top: 0px; }

El D.F. de noche: la ciudad que nunca duerme, en movimiento.

Periodismo vs bloguerismo

Aunque la reciente inclusión de artículos de blogs en el servicio de noticias de Yahoo! ha levantado mucho polvo estos días, el famoso ‘periodismo ciudadano’ es una nueva moda (latente entre la comunidad blogueril mundial) de que ahora cualquier persona se siente reportero y periodista consumado.

Si nos sentamos a pensarlo seriamente, un periodista no solo es una persona que se sienta a contar lo que pasa a su alrededor o que le da forma a los chismes y rumores que escucha para atraer público o causar revuelo. En el periodismo real hay mucho más de lo que llega al publico final (ya sea por periódico, radio, televisión o Internet) y que lleva años de formación y aún más años de experiencia en oficina y campo, he incluso después de este proceso sólo unos cuantos llegan a ser llamados periodistas o reporteros.

Lo he dicho antes y lo repito: copiar y pegar notas de sitios de noticias no es hacer noticias. La apertura de información y la pasmosa disponibilidad de la misma en Internet hace que muchas personas que no tienen mucho o nada que decir se limiten a hacer “ecos” de noticias que fácilmente se pueden encontrar en otros lugares más confiables. Esto no contribuye a nada y solo deforma lentamente la información al estilo “teléfono descompuesto“.

Con esto no digo que hay que confiar ciega y/o exclusivamente en las grandes agencias noticiosas, pero es tramposo querer convertirse en “distinguido miembro de la prensa” solo porque se tiene acceso a un foro público. Esto es tan absurdo como afirmar que porque alguien redactó un manual de procedimientos ya es un escritor, o que alguien que compra una cámara profesional es un fotógrafo profesional.

Yo creo que los blogs (y los bloggers detrás de ellos) son una capa diferente en el proceso de la difusión de información que filtran y comentan la información que reciben de fuentes variadas bajo su óptica particular, y que según el enfoque de cada blog son las noticias y comentarios que podremos leer. Viendo la misma nota desde diferentes puntos de vista podremos tener una visión más global de lo que pasa a la hora de crear nuestros propios juicios. No digo que un blogger no pueda convertirse en periodista, pero no significa que va a pasar de la noche a la mañana, de forma empírica o por arte de magia.

Recuerden: pegarse plumas en el cuerpo no los convierte en pollos. Tratemos de ser menos pretenciosos y aceptar el rol que nos va tocando en la cadena de generación de información.*

* Términos y condiciones de este blog, punto No. 1.

Actualización: Tere Chacón a escrito un excelente post sobre este mismo tema en su blog.

Toolbar de Webmasters México para tu browser

En un momento de ocio encontré el sitio de EffectiveBrand.com, en el que hay una herramienta bastante simple para generar barras para navegadores.

Aunque desde hace algún tiempo tenía en mente hacer algo así para la comunidad de Webmasters México, sencillamente no había tenido oportunidad de ponerme a hacer una como a mí me gustaría (especialmente porque pensaba hacerla únicamente para Firefox).

Todavía no llega ese momento, así que por lo pronto me pusé a hacer una muy sencilla con la aplicación de EffectiveBrand, con algunos de los servicios básicos del sitio de WM: la consulta del directorio de webmasters mexicanos, búsqueda (de Google) en el sitio, fuentes RSS de los foros Web y del blog, así como botones con ligas directas a la bolsa de trabajo y al panel de control.

¡WM Toolbar gratuita para tu browser!

La barra de WM se puede instalar para IE (para Windows 98/2000/XP) o para Firefox (en cualquier plataforma) desde esta dirección:

http://WebmastersMexico.communitytoolbars.com

Como siempre, cualquier sugerencia para mejorarla o hacer algo más sofisticado es bienvenida, así como comentarios, críticas, etc.

¡Un servicio más para la comunidad!

¿Qué le estamos enseñando a nuestros hijos?

En más de una ocasión –y estoy positivamente seguro de no haber sido el único– he tenido oportunidad de ver en televisión o en cine los anuncios en contra de la adquisición de material cinematográfico o musical pirata cuya campaña lleva el eslogan “¿qué le estas enseñando a tus hijos?” promovida por la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica.

El tiempo que pasé viendo estos comerciales son bellos y preciosos segundos que no recuperaré nunca.

En serio: ¿cómo se pueden siquiera promover este tipo de campañas moralistas en un país como México en que la corrupción a cualquier nivel es evidente hasta el descaro? Tal vez debamos preguntarnos quién se beneficia al promover este tipo de mensajes, y las primeras que aparecen son las disqueras.

Desgraciadamente la industria de la piratería existe porque hay necesidad de ella. Los cineastas, músicos y artístas son los menos afectados por la promoción de su material -sobre todo si creemos en los nuevos modelos de negocio como Creative Commons o el Software Libre-, y son los intermediarios los que encarecen la cultura al pasarla de mano en mano añadiéndole precios y tarifas extras por conceptos de distribución, manejo, promoción, representación, exhibición entre otros más pero sin darle ningún valor extra al material.

En esta nueva era de información libre la gente –TODA la gente– está ávida de cultura, y la conseguirán de la mejor forma que puedan, y la razón está clara: ¿por qué pagar $450 pesos por un CD de música si puedo tenerlo por $10 pesos? ¿O mejor aún, gratis si lo copio de otro original o lo descargo de Internet?

El punto que me molesta de este asunto es que esta campaña intenta hacer sentir culpables a las personas que consumen productos piratas de la misma forma que si estuvieran cometiendo un delito grave, y en el proceso hacen a sus hijos criminales y cómplices. Lo peor de todo es que conozco a muchas personas con hijos que han mordido el anzuelo.

Tal vez a las disqueras y a la industria del entretenimiento en general se les olvide que sus productos existen porque hay una demanda de los mismos, pero sus estrategias de mercado deben adaptarse a las condiciones de su público, y no alrevés. Estrategias como la intimidación y el chantaje emocional que utilizan en esta infame campaña no deberían tener cabida, sobre todo si pensamos que se patrocinan con el dinero de las personas que sí gastan en las encarecidas licencias de sus productos.

Las disqueras son un dinosaurio que esta encontrando una extinción prematura, y los esfuerzos –algunas veces rídiculos y absurdos– por conservar su estatus quo cada vez hacen más evidente su fenecimiento.

Yo no estoy en favor de la piratería, pero básicamente porque como coleccionista me gusta tener ediciones originales de mis CDs, DVDs y libros. Lo que es cierto es que si fueran más accesibles definitivamente tendría más (como buen coleccionista).

Estos días ya es hasta divertido escuchar las rechiflas y los comentarios en el cine cuando pasan los anuncios de “¿qué le estas enseñando a tus hijos?“: las respuestas casi siempre son “¡les estoy enseñando a ahorrar!“.

¡Ah, que cosas trae el nuevo milenio…!

Get Back!

Hace algunos meses, mi buena amiga Tere Chacón decidió mudarse fuera de la ciudad de México para poder apreciar más de cerca de la campirana belleza de la provincia mexicana, sin percatarse que parte de esa belleza radica en que el acceso a Internet, celular y ese tipo de soluciones modernas que algunos damos por sentadas son más difíciles de conseguir, sobre todo cuando uno es nuevo en el rumbo (¡y no sabe ni a quién preguntarle!).

Conocí a Tere hace algunos años gracias a mi trabajo en Webmasters México, y la relación pronto se convirtió en una entrañable amistad: Tere es una persona que uno encuentra entre cada 10,000: simpática, inteligente, muy buena diseñadora (ergo, creativa), honesta, entusiasta… y así podría seguir un buen rato. Tere es mejor conocida por su labor congregando a la fanaticada Beatle de habla hispana a través del sitio Web los4.com, y aunque me gusta la música de los Beatles (pero soy más fan de los Rolling Stones) antes de conocer a Tere no me habría imaginado que hay tanto que saber sobre el cuarteto de Liverpool. Hace poco más de un año (más o menos al mismo tiempo que Albion comenzó con la Hoguera de las Necedades), Tere empezó su aventura en la blogósfera, y al poco tiempo se conviertió en el lugar favorito de muchas personas. ¿Y cómo no? Tere tiene un estilo muy ameno y divertido para contar las cosas, y usa justo el tono para tenerlo a uno al pendiente de sus posts día a día.

Eso fue, claro, hasta que decidió cambiarse de ciudad.

Sin embargo, finalmente ha regresado (hablé con ella por teléfono hace una semana), y su blog vió un nuevo post hace unos días. Esta es una excelente noticia para todas las personas que nos gusta leer algo interesante en las mañanas. Y francamente, yo mismo estaba pensando escribir algo sobre los Beatles, aunque sea para no perder la costumbre. 😉

Parafraseando a Sir Paul, finalmente Tere ‘regresó a donde pertenece‘. ¡Bienvenida a la blogósfera de nuevo!

A Glimpse of Fate

El otro lado del arco iris

El otro lado del arco iris. Es como dicen, después de la tormenta, viene la calma. ¡Y vaya que ha llovido estos días!

In Rod we Trust

Hace ya varios años cuando yo solía trabajar en Comics IMP (antes Comics S.A.) y que era, obviamente una tienda comics (o Arte Secuencial para los puristas), revistas, figuras de acción (no monitos) y otros menesteres geeks, tuve la fortuna de conocer a muchas personas de lo más interesantes, creativas y… bueno, geeks, muchos de los cuales considero todavía entre mis mejores amigos. Uno de ellos, el buen RodMan es a mi parecer –y al de muchas otras personas también, según dicen– una de las personas más simpáticas, divertidas y creativas que hay.

RodMan es, en sus propias palabras, “un vaquero en una parada de autobús, esperando a que llegue un unicornio… Un betnik shaolin… patológicamente optimista“, y desde que lo conozco siempre está escribiendo, dibujando o inventando algo en su tableta con hojas recicladas: rediseños de trajes de superhéroes, largas listas definiendo la vida y lo que hay en ella, pero siempre con buen humor, con un dejo de desenfado y humildad que muchos de los que trabajan en el medio desearían. Ejemplo de ello son los ya clásicos “Utinis!“, tiras cómicas de una páginas de las aventuras de tres Jawas (los enanos de rojo de StarWars) que empezaron en el pizarrón de la tienda y de las cuales todavía conservo algunos (y que si Rod me da permiso podré algún día en alguna parte).

El problema con RodMan es que guarda mucho de lo que hace para si mismo y para sus cuates (que en mi caso no es problema), hasta que finalmente se decidió a abrir su propio blog: Sacred Rolls, en el que más o menos cada semana publica alguna de sus increíbles ideas.

Ya no veo tanto a RodMan como entonces -ahora apenas hay tiempo para un café de noche los domingos, y eso algunos domingos-, pero poder leerlo (y releerlo) de cuando en cuando siempre me pone de buen humor.

Si pueden, por favor echénle un ojo a lo que hace: ¡no se arrepentirán!

The other side of fate

Siendo fan del trabajo de Neil Gaiman (al principio por Sandman, después por todo lo demás) estoy bastante familiarizado con el trabajo de Dave McKean, ilustrador que realizó las portadas de Sandman y otros trabajos de Gaiman, y que también realizó Arkham Asylum con su muy particular estilo, siempre surrealista y con claras influencias oníricas.

Desde hace varios meses (¿o eran años?) corría el rumor de que McKean estaba preparando un corto animado que el mismo estaba escribiendo, diseñando y dirigiendo, y al cual se había integrado Neil Gaiman para desarrollar el guión del mismo. Finalmente hace poco tiempo se reveló que el proyecto era un largometraje con la asistencia del Jim Henson Studio, los creadores de otras películas de marionetas como The Dark Crystal.

El proyecto tiene el nombre de MirrorMask, y por lo que he alcanzado a leer en el sitio oficial y otras fuentes, la historia trata sobre Helena, una niña adolescente de 15 años que es llevada a un mundo que habita en sus sueños donde debe encontrar la MirrorMask (máscara espejo) para salvar este mundo y poder regresar al mundo real.

Todo el diseño de la película es totalmente McKean, lo cual es garantía de un derroche de creatividad y belleza visual. Si a esto le añadimos el talento y el torcido sentido del humor de Gaiman en la historia y la increíble pericia del JHS para dar vida a marionetas y personajes imposibles tenemos una película que cualquiera que guste de la fantasía debe de ver.

Aunque armada con un raquítico presupuesto inicial de 4 millones de dólares (en términos de cine eso es casi nada) y originalmente enfocada a salir únicamente para mercado de video, Mirrormask se estrenó con excelentes comentarios el viernes pasado en los Estados Unidos y en Inglaterra en las salas de cine con alfombra roja y toda la cosa. Ojalá le vaya lo suficientemente bien para que pueda llegar a los cines del circuito comercial en México porque realmente, con esa clase de equipo creativo es imposible equivocarse.

Tangencialmente, Neil Gaiman ya está trabajando como guionista y director de la película Death: the high cost of living, basada en la novela gráfica homónima del mismo Gaiman y que va emparentada con el universo de Sandman.

Bajar de peso

Entre las cosas que necesito cambiar en mi vida urgentemente es que necesito bajar de peso. Aunque soy una persona alta –para el promedio-, el asunto del sobrepeso es algo que me preocupa bastante.

Cierto, también soy muy tragón -cualquiera que me haya invitado a comer lo puede atestiguar-, y aunque casi nunca he tenido problemas serios de obesidad no quisiera empezar ahora y tener que preocuparme por los triglicéridos, el colesterol, la diabetes y todas esas cosas que le achacan a los gorditos.

Empiezo la dieta hoy, no muy estricta ya que tampoco soy masoquista ni (los dioses lo permitan) anoréxico o algo similar. Sencillamente mejor y más sana comida, nada de refrescos, dulces, panes o tacos de carnitas (damn!). Incluso he encontrado este pequeño libro de John Walker (antigua cabeza de AutoDesk) llamado Hackers Diet que tiene varios tips que pienso intentar. Iré publicando por acá como va la cosa.

Por supuesto, voy a estar de un humor de los mil diablos en lo que mi metabolismo se ajusta, pero es por una buena causa.