Ser el mejor… ok, pero, ¿para qué?

Los seres humanos, ya con varios milenios de civilización y cultura todavía no podemos -en muchos casos- evitar caer en las viejas leyes de sobre y supervivencia que seguramente acosaban a nuestros ancestros semi-simios cuando todavía vivían en los árboles: la famosa ‘Ley de la Jungla‘ todavía es la regla en la que muchas personas -e incluso sociedades enteras- basan su existencia. He llegado a escuchar a algunas personas afirmar que “una vida sin competencia es una vida que no vale la pena vivir“.

¿Será esto cierto todavía?

En el pináculo de una sociedad capitalista/consumista, todos estamos educados -por no decir condicionadosa ser el mejor en lo que hagamos. El conflicto en esta línea de pensamiento viene precisamente en que solo puede haber un primer lugar, y para ser el mejor el segundo tercer lugar no significan mucho. Esta competencia eterna puede ser sana hasta cierto punto, pero llevada a los extremos ocasiona en la gente apatía, depresión, stress y muchas otras de esas llamadas ‘enfermedades modernas’, debido a que no les es posible alcanzar las metas tan altas que solos se han impuesto (o que han dejado que alguien más les imponga).

Desde el punto de vista darwiniano-evolutivo, podemos afirmar que esta modalidad de competencia es parte del proceso natural de separar a los ‘aptos‘ de los ‘débiles‘, y tal vez si siguieramos viviendo en la selva esto sería correcto, pero la realidad es que el modelo de selección natural dejo de aplicarse a los humanos desde que crearon la primera sociedad. Ese es la finalidad de las mismas, ¿o no?

No tiene nada de malo querer ser el mejor en algo: es justo y correcto que alguien quiera explorar sus habilidades particulares para mejorar como persona, pero también es necesario revisar los fines que se persiguen en esa autosuperación: ¿es por necesidad de reafirmación, de aceptación, de reconocimiento o de trascendencia? ¿Que se persigue, la superación personal o la humillación de los demás? La pregunta que deberíamos hacernos es ¿Qué es lo que realmente queremos?

Mi amigo y alegre compadre Niteboy escribió hace poco sobre esto en The Zone (no la dieta, sino el blog) y vale la pena echarle un vistazo.

Yo escribiré sobre The Zone mañana. 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: