Archivos Mensuales: mayo 2005

Crónica de una Expo (1)

Parte 1: Bajo presión, todo sale mal.

Como comentaba anteriormente (estoy escribiendo esto en forma retroactiva), estuve trabajando en Expo Publicitas 2005 los días 25, 26 y 27 de este mayo, y por mucho no fue la experiencia más alegre o satisfactoria de mi vida, y principalmente por la cuestión del tiempo.

A principios del mes de mayo se me ocurrió que sería una buena idea buscar eventos relacionados con la publicidad para atraer nuevos clientes a la empresa en la que trabajo. Mi amigo Mario Aguilar amablemente me envió una lista muy completa de cuáles eventos de este giro abría el resto del año, quién los organizaba, cuándo empezaban y cualquier otro dato que pudiera necesitar. Precisamente ese día -alrededor del 10 de mayo- me dí cuenta que el evento de Expo Publicitas estaba a solo ¡15 días! Inmediatamente me puse en contacto con los organizadores y logré conseguir el penúltimo stand disponible.

Después tuve que convencer a mi jefe que nos convenía ir y organizar todo el evento en solo 8 días, con la carga de trabajo normal encima.

La Ley de la Termodinámica de Murphy dice que “bajo presión, todo sale mal“, y esta experiencia lo comprobó para mí, especialmente con la parte de los promocionales que mandé hacer para repartir en la expo: plumas, unas pelotas anti-stress y volantes impresos. El proveedor me juró y superjuró que los tendría listos y que los entregaría un día antes de la expo, cosa que casi cumple, si obviamos el hecho de que las plumas estaban terriblemente mal impresas, las pelotas tenían el logotipo de la empresa severamente deformado y los volantes me los entregaron casi 24 horas más tarde de lo prometido, y con una impresión pasable por la prisa, pero con una calidad pésima, además de que los mantuvo como rehenes y no quería entregármelos antes de que le liquidara el pago completo por lo otros promocionales que, por supuesto, yo me negué a pagar por la mala calidad del trabajo.

Para hacer una historia larga corta, terminamos pagando por todo el paquete de promocionales para poder aprovecharlo durante los tres días de la expo. Aunque mi política personal es que si solo tengo cosas mal hechas, prefiero no entregar nada, ya que da una mala imagen de la empresa. Muy a mi pesar, al final la decisión del dueño de la empresa se impuso.

Para rematar, la marquisina del stand la rotularon de forma incorrecta y con faltas de ortografía, y por más que yo dijera o hiciera no podían ya cambiarla ‘por las prisas’, y según ellos me estaban haciendo un favor.

Dios… fue entonces cuando recordé porqué ya había dejado de ir a estos eventos.

Anuncios

Malo del estómago…

Mi esposa y yo comimos el día de ayer pollo rostizado y unas costillas al adobo o algo así y temo que no nos cayeron nada bien. Todo el día de hoy he estado enclaustrado con dolor de estómago, cabeza y un miedo atroz a estar a más de diez pasos del baño.

Así que el día de hoy no hay comentarios mordaces, quejas, críticas, necedades ni nada por el estilo. Espero estar recuperado para el día de mañana ya que tengo que preparar el montaje para el stand de la empresa en la que trabajo en la ExpoPublicitas 2005, que empieza el miércoles y dura hasta el viernes. Si llegan a ir, estoy en el stand 110.

Voy por otra taza de té de manzanilla… ciao

A Glimpse of Fate

Otro de esos extraños graffitis callejeros, ahora en estilo haiku.

Visión de negocio

Hace algunas semanas escribí algo sobre los negocios changarro, esos negocios que se operan como si fueran puestos de revistas y que difícilmente llegan a alguna parte o producen algún beneficio real a sus dueños, a sus clientes o a la sociedad.

Puesto así suena realmente espantoso, sobre todo para todos los que hemos tenido/tenemos/pensamos tener un negocio propio y parecería que los empresarios de changarro a los que me refiero son personas lerdas y estúpidas, cuando la verdad es que no siempre es así –hay casos que en los que el paciente se perdió hace mucho tiempo, pero afortunadamente son los menos-.

¿Cuál es entonces el problema? ¿Por qué hay tanto changarrero entonces?

Principalmente hay dos problemas con el que todo microempresario se enfrenta: su propia educación y la falta de visión. Me explico:

El problema de la educación en nuestro país es muy grave: en la mayoría de las escuelas y casi todos los planes de estudio están diseñados para generar empleados, no empresarios. A todos desde la primaria se les enseña a obedecer, pero rara vez a dirigir, y como también escribí no hace mucho, en nuestro sistema educativo se castiga duramente a todo el que desea destacar. ¿Cómo entonces se podrán generar empresarios osados o arriesgados si nunca se les inculca la osadía? Y muchas personas malinterpretan estos términos y creen que ser corrupto, deshonesto o tranza es lo mismo que ser emprendedor, cuando en realidad es todo lo contrario.

Por otra parte, son raros los microempresarios que al poner su negocio cuentan con un plan de negocio claro, o lo resumen en un ‘a ver si pega‘ o ‘mientras salgamos tablas estamos bien‘, y viven al día esperando juntar lo suficiente para abrir el negocio el día siguiente.

¿Por qué estos empresarios no planean? No es muy difícil sentarse media hora frente a una hoja de papel y empezar a planear gastos presentes y futuros, dinero destinado a inversión del negocio para tener una idea clara de a dónde debe ir su empresa. Esas frases de ‘con que salgan los sueldos‘ son realmente patéticas y solo sirven para ocultar el miedo al propio fracaso.

He conocido a personas con mucho entusiasmo y empuje, que están llenos de ilusiones y ganas de trabajar, pero que no realizan ninguna preparación para el negocio: no tienen idea de cuánto van a gastar en el negocio, ni de en cuánto tiempo la van a recuperar o si por lo menos la van a recuperar. Empresas que no están diseñadas desde su origen para crecer más allá de cierto punto y que, cuando tienen la oportunidad de hacerlo la tiran miserablemente por la borda.

Mi dulce esposa me contó alguna vez la historia del campesino y el constructor (que se supone que es una especie de fábula místico-esotérica): el campesino antes de empezar a sembrar debe preparar la tierra, planear que va a sembrar, conseguir buen grano y agua suficiente, y aún deberá trabajar mucho y por varios meses antes de ver frutos. Por el otro lado, el constructor solo empieza a apilar piedras y vigas para tener su torre lista lo antes posible. Entre más prisa tenga el constructor por terminar más rápido terminará su obra en el suelo, víctima de los descuidos de su creador. La diferencia entre los dos enfoques es el objetivo final: hacerlo rápido o hacerlo bien.

Oferta de trabajo en WM

En sus orígenes, el sitio de Webmasters México estaba pensado para que fuera un directorio en el cual las personas que nos dedicamos al diseño y/o desarrollo Web tuvieramos un lugar donde ofrecer nuestros servicios a las empresas que los necesitaban. Como era lógico, el grupo de webmasters creció para sobrepasar el concepto original y empezar a consolidarse como una comunidad de profesionistas en Internet, y el mismo sitio ha reflejado este crecimiento en un mayor número de servicios (ver las ligas en la barra de la derecha), relaciones con el medio y las interrelaciones entre los miembros de la comunidad.

Muchos de los que participamos de forma más o menos constante y activa en el desarrollo y maduración de Webmasters México estamos en esto por gusto, pero realmente nos hacen falta manos para seguir con el proyecto. Ya a principios de este año se había integrado formalmente al equipo el buen Luis Ledesma (root para los cuates), pero tuvo que dejar el proyecto por un problema de salud –¡aunque ya está mejor y de regreso a las andadas!.

Es por eso que estoy buscando a alguna persona que desee colaborar con el proyecto de Webmasters México trabajando con nosotros de forma remunerada. Buscamos a alguien:

– Que tenga nociones básicas/intermedias de desarrollo en HTML, JavaScript, PHP y MySQL
– Que tenga nociones básicas de diseño gráfico para Web.
– Que tenga ganas de aprender y de colaborar a construir la comunidad de WM.
– Que quiera trabajar medio tiempo (turno a escoger).
– Que tenga buena vibra y una aura limpia. 😀

A cambio ofrecemos:

-Un sueldo de $5,000.00 mensuales (que puede mejorar después, ahorita somos pobres).
– Un ambiente de trabajo agradable y estimulante.
– Capacitación constante y de personal experto.
– Trabajo de plaza. Aquí no queremos gente ‘por proyecto’.
– Todo el café que pueda tomar.

Si ha alguien le interesa esta oferta (disponible únicamente en el Distrito Federal) o conocen a alguien que le pudiera interesar, por favor envíenme por correo su currículum o llámenme al teléfono 56.82.50.60 para hacer una cita para entrevista. Realmente vale la pena, pueden preguntarle a Luis.

¿Quién dijo yo?

Google look

Siguiendo el principio del minimalismo que afirma que “menos es más“, el diseño limpio y sencillo de la página principal de Google ya es un clásico del Internet estos días, y se puede comprobar al ver que Yahoo! Search o MSN Search lo han tomado prestado para las páginas de sus servicios de búsqueda en la Web, así como otros portales hechos a manera de homenaje como Yagoohoo!gle o elgooG.

¿Entonces, si ellos pueden por qué yo no? No pude resistir la tentación y preparé mi propia versión para la empresa en la que trabajo, y aunque todavía no está del todo completa, dejo a manera de curiosidad la liga para la página del buscador (de dominios) de Interplanet.

(Aclaro que todo esto es idea mía. En la oficina el que no le hizo caso tampoco hizo mucho ruido, y mi jefe solo se sonrió cuando la vió).

Ya estoy preparando una versión para Webmasters México

I.Q.

Si podemos decir algo con certeza acerca del siglo XX, es que a diferencia de los 19 siglos anteriores la ciencia y el conocimiento práctico tuvieron una revindicación respecto a otros valores humanos. En ambos casos, la inteligencia juega un papel muy importante y por eso la importancia de la inteligencia y la caza de jóvenes intelectualmente dotados aumentaron desde la revolución industrial y continúan en nuestros días.

¿Pero en que consiste todo ese asunto de la inteligencia?

A ciencia cierta, nadie lo sabe. Aparentemente tiene que ver con la habilidad de resolver problemas de forma novedosa, pero hay tantas y tan diversas acepciones sobre el término que escribir de todas ellas sería largo y tedioso.

Mejor hagamos algo práctico:

Un método para medir la inteligencia consiste en medir su Coeficiente Intelectual (o cociente intelectual): este índice mide la madurez mental de una persona tomando como referencia el promedio de madurez de la población en la que vive en un momento dado. Para obtener el cociente intelectual (el famoso IQ) es necesario dividir la edad mental de un individuo sobre la edad física y el resultado se multiplica por 100. Una persona normal tenderá a obtener por lo general una calificación entre 98 y 107, lo que significa que su nivel de madurez mental es congruente con las experiencias y aprendizaje de una persona de su edad. Si el cociente es menor, puede indicar problemas de aprendizaje o analfabetismo, y abajo de 15 puntos es señal de un posible retraso mental o de habilidad de retención. En el otro lado del espectro, si una persona obtiene un IQ arriba de 110 esto indica precocidad intelectual y por lo general habilidad para resolver problemas en formas novedosas, o en pocas palabras, inteligencia sobre el promedio.

Por ejemplo: un niño de 6 años que ya sabe leer, escribir, sumar, restar y multiplicar -cosas que por lo general se enseñan hasta los 8 años- tiene un IQ=(8/6)x100=136 puntos, lo que lo vuelve por mucho más inteligente que un niño de 6 años que apenas está aprendiendo a leer y escribir (IQ=(6/6)x100=100 puntos).

Evidentemente conforme avanza la edad es más difícil mantener un promedio alto: una persona de 30 años con una edad mental de 32 (los mismos dos años de diferencia que el niño del ejemplo anterior) resulta en IQ=(32/30)x100=107 puntos: justo dentro de los límites de la normalidad y solo ligeramente más avispado que el promedio de personas de su edad.

Para obtener estos datos educadores y psicólogos practican exámenes en diversas áreas de conocimiento: matemáticas, literatura, ciencia, historia, política, cultura general, resolución de problemas y un montón más. Los analistas recopilan información sobre planes de estudio y nivel cultural de una muestra dada (un país o una economía en particular). Por supuesto, estos datos están cambiando constantemente y son muy subjetivos, ya que dependen del entorno, las circunstancias y principalmente del criterio de quien aplica los exámenes. El entorno juega un papel importante y es la razón por la que una persona que califica como genio en África puede ser un pelmazo en Inglaterra o en Francia.

Afortunadamente vivimos una época en que la facilidad a la información, diferentes culturas, opiniones y sistemas de valores hacen posible que podamos absorber más información de muchas fuentes distintas: esto eleva el nivel intelectual del individuo promedio y en teoría crea una sociedad más inteligente, aunque esto depende de la calidad de la información y de los intereses y valores de sus individuos, pero eso es tema para otro día.

Hay varios tests que se pueden realizar gratis en Internet para tener una idea aproximada sobre el IQ personal. Yo recomiendo el test del IQ-Wokshop, el de IQ-Test Labs y el de IQTest.com. (todos en inglés, no he encontrado uno en español que valga la pena). Si acaso esta es una medida muy subjetiva, es una buena manera de autoconocernos y de ponernos metas intelectuales más altas.

¿Yo? Yo obtuve en promedio de los tres tests un cociente de 117. No me quejo. 😉

A Glimpse of Fate

Gadgets del B&B2
Los gadgets del Blogs & Beers 2. No son todos, pero son los que pudimos conseguir que salieran en la foto.

The Geekness Within

Hace mucho, mucho tiempo (como 20 años) y en un lugar muy lejano (a 18 horas en camión; 2 y media en avión), cuando yo era un larguiricho y desgarbado párbulo, mi objetivo en la vida era bastante claro: yo pensaba estudiar para ser arquitecto, y pensaba empezar lo antes posible. Fue por esta inquietud que empezé a estudiar física y matemáticas, y recuerdo que en algún momento ví en televisión un documental sobre los arquitectos ‘del nuevo siglo‘ que utilizaban computadoras en lugar de restirador y lápices. Para adelantar un poco, decidí tomar un curso de computación.

Mi suerte quedó sellada: boté la arquitectura y desde entonces me dedico a las computadoras, con título de ingeniero en computación.

Vamos, para mí el asunto de la programación siempre me pareció bastante ameno, y hasta divertido. No eran las típicas matemáticas de secundaria, sino la aplicación de pensamiento lógico a la resolución de problemas, además de que se descubrí que podría crear aplicaciones con audio, animación, interacciones… después de pasar por Logo (¡mi primer lenguaje!) y después por Lisp, Pascal, GW-Basic, Cobol y muchos más, aterricé en la universidad en C/C++ y al poco tiempo empecé a experimentar en ‘esa cosa del HTML‘.

El Internet no fue precisamente amor a primera vista, pero rápidamente logré empezar a crear contenido multimedia para Web, primero con Authorware y después en Flash de Macromedia -entonces en su versión 2- y que hasta la fecha sigo utilizando, junto con PHP y otras monerías más.

Lo cierto es que siempre me ha fascinado la programación (yes, I’m geek and I’m proud of it!) pero mi vida profesional ha dado bastantes de repente tumbos por áreas muy extrañas (larga historia para otro día), y cada vez tengo menos tiempo para programar.

Finalmente, decidí desempolvarme un poco y empezar a hacer algunos experimentos que tenía en mente desde hace algunos meses. Al principio fue difícil, y casi podía sentir el crujir de las neuronas despertando de su letargo, pero una vez encarrerado me fue difícil parar.

Se siente bien hacer algo así de nuevo. Realmente lo extrañaba.

5 preguntas sin respuestas fáciles

1. ¿Por qué la mayoría de los niños que piden limosna en el metro de la ciudad de México utilizan un acordeón rojo, en lugar de cualquier otro instrumento?

2. ¿Por qué en México el servicio de telefonía residencial es más caro que el servicio de telefonía celular?

3. ¿Exactamente qué se está pagando en un restaurante cuando se cobra ‘derecho de cubierto‘?

4. ¿Por qué las empresas insisten en manejar memorandums y oficios en papel en lugar de utilizar correo electrónico?

5. ¿Cuáles son las diferencias en el trabajo de un diputado y el de un senador?