Archivos Mensuales: marzo 2005

April Fools’ Day

La celebración del llamado ‘April Fool’s Day‘ (día de los tontos de abril) es notable, y aunque en sí no es un día festivo, muchos países celebran esta fiesta cada día 1ro de abril. Este día se distingue porque durante la celebración se realizan bromas para avergonzar o hacer sufrir a los ingenuos.

El origen del April Fool’s Day es desconocido, aunque existen varias teorías: la más popular considera que el origen de esta celebración está relacionado con el antiguo festejo del fin del equinoccio invernal, que ocurre el 21 de marzo para dar paso a la primavera. Antes de la adopción del calendario gregoriano en 1582, este día era considerado el primer día del año (o año nuevo) en culturas como la romana o la hindú. El año nuevo se celebraba originalmente del 25 de marzo al primero de abril, antes de que las reformas gregorianas lo cambiaran al primero de enero.

La costumbre de hacer bromas en April Fool’s Day también es muy extendida y tiene orígenes inciertos. Se cree que la costumbre puede estar relacionada con el cambio de fechas del año nuevo y que cuando alguien olvidaba o no quería aceptar el nuevo calendario se le hacían bromas como invitarlos a fiestas inexistentes, enviarles regalos graciosos, etc. Originalmente, las bromas del April Fool’s Day se hacían de forma personal (como enviar a alguien a realizar una tarea absurda, por ejemplo, a ordeñar palomas para obtener leche) pero en el siglo XX se volvió popular en los medios de comunicación realizar bromas a la población en general.

Muchas empresas de los medios de comunicación han divulgado deliberadamente o por accidente bromas y mentiras en el April Fools’ Day. Incluso empresas noticiosas serias consideran las bromas del April Fools’ Day divertidas, y encontrarlas se ha convertido en un pasatiempo para algunos, aunque con la llegada de Internet como un medio de comunicación global algunas bromas han llegado a c onsiderarse verdaderas, como por ejemplo, la noticia del asesinato de Bill Gates hace unos años. Hay que tener cuidado de no tomarse muy en serio cualquier cosa que se lea o escuche en el primer día de abril, hasta confirmarlo después.

Google tiene un buen historial de bromas el primero de abril, como esta oferta de trabajo en la Luna, o esta explicación de la tecnología PageRank para evaluar sitios Web.

En México la fiesta equivalente es el día de los Santos Inocentes, que se celebra el 28 de diciembre de cada año, pero esa es otra historia 😉

Mas información en la Wikipedia.

Anuncios

Eclipse total de Sol el próximo 8 de abril

Aunque no me gusta repetir noticias en el blog -para eso está Google News– esta me pareció adecuado compartirla con las personas que por accidente o fatalidad lleguen a caer por aquí:

El próximo día 8 de abril de 2005 será posible ver un espectacular eclipse híbrido de Sol prácticamente desde cualquier parte de América. Para la ciudad de México (que es donde yo vivo actualmente) el eclipse no podrá observarse en todo su esplendor solo se alcanzará a ver como un eclipse parcial profundo -hasta un 58% del disco solar ocultado-, pero aun así es un espectáculo digno de verse.

La cita exacta para los capitalinos será a las 4:15 pm y tendrá una duración aproximada de 42 segundos, aunque es posible consultar esta calculadora de eclipses (requiere Java) para obtener datos más precisos en otras ciudades o países. Como siempre, es recomendable no ver el eclipse directamente a menos que no piensen utilizar mucho sus ojos en el futuro. Tampoco daña a mujeres embarazadas mi agria la leches de las vacas o las cabras como aseguraban hace algunos años, así que no hay nada que temer. Aqui hay una lista de recomendaciones de cómo ver el eclipse de forma segura.

Hablando del Sol, mi buen amigo Dr. Jones trabajó como asesor técnico en la exposición ‘Faraón: el culto al Sol en el antiguo Egipto‘ que se inauguró el pasado lunes 28 en el Museo de Antropología e Historia de la ciudad de México. No duden en darse una vuelta, y si ven a Jones por allá dénle un saludo de mi persona. Es muy fácil reconocerlo: es el geek que está leyendo los jeroglíficos egipcios en voz alta.

Los blogs de Fate

Aunque además de este blog participo también en otros blog grupales como La Hoguera de las Necedades y Vota por Nadie, además del blog interno de la compañía para la que trabajo, más que escribir sobre ellos el día de hoy (y hay mucho que hablar al respecto sobre cada uno de ellos, tal vez escriba un poco sobre cada uno más adelante, y hablo en serio cuando digo que cada uno tiene una historia fascinante y bizarra) hoy agregaré las ligas a algunos blogs que encontré gracias al buscador de Google que tienen algo en común: todos tienen en su título la palabra Fate, que es el apodo que mis buenos amigos Albion y Niteboy me acomodaron hace algunos años (también es una larga historia). Pongo aquí las ligas no porque los blogs sean buenos o malos, sino por una especie de morbosa afinidad hacia ellos. Hélos aquí:

Fate’s Blog
Hope you all don’t get too offended by my extremeist opinions and I hope you enjoy my resources that are provided here… eventually.

A Fool’s Fate
When in doubt, make a fool of yourself

Random Fate
Trying to hold the center in not so quiet desperation while the left and the right do their damnest to tear everything apart.

Fate Delivers
Oops… did I say that out loud? My bad

Perchè fate Blog?
Interrogativi sull’evoluzione del pensiero e della comunicazione di massa.

In Nomine Fate
Soy informático y me dedico al desarrollo de webs en mis ratos libres.

Estos sitios están aquí también para demostrar lo duro y difícil que resulta ser original en este mundo moderno. (Dioses… cada vez me siento más como un cliché ambulante…)

El complejo de Clark Kent

Hacia el final de la película Kill Bill vol. 2 de Quentin Tarantino, Bill -interpretado por David Karradine- tiene un diálogo sensacional sobre superhéroes, y en particular sobre Superman. Bill dice (traducción libre):

Una característica esencial de la mitología de los superhéroes son las identidades:, existe el superhéroe y existe el alterego. Batman realmente es Bruce Wayne, Spider-Man es Peter Parker. Cuando se levanta en la mañana, él es Peter Parker, y tiene que ponerse un disfraz para convertirse en Spider-Man. Y es aquí donde Superman sobresale de los demás. Superman no se convirtió en Superman, Superman nació siendo Superman. Cuando Superman se levanta en la mañana, es Superman. Su alter ego es Clark Kent. Su traje con la “S” roja es la manta que lo cubría cuando era un bebé y los Kent lo encontraron. Esa es su ropa. Lo que Clark Kent viste, los lentes, el traje, es el verdadero disfraz. Es el disfraz que Superman utiliza para mezclarse entre nosotros. Clark Kent es como Superman nos ve. ¿Y cuáles son las características de Clark Kent? Es débil, inseguro de si mismo… es un cobarde… Clark Kent es la crítica de Superman hacia toda la raza humana.

¿Pero realmente lo es? La pregunta debería de ser, ¿por qué Superman, que es un ente superpoderoso, se hace pasar por un ser humano común y corriente? ¿Por qué no es Superman de tiempo completo?

Las razones pueden variar, según a quien se le pregunte: porque quiere llevar una vida normal, porque es uno de los buenos, porque no quiere que los demás se sientan mal, porque aunque es un extraterrestre con superpoderes fue criado por granjeros como un granjero…

Los comics son en el fondo fantasías adolecentes de poder. Superman es lo que todo niño débil y geek aspira a ser, de forma que cuando un niño más grande le da una golpiza el otro siempre podrá decir “secretamente soy más fuerte, y pegarle sería abusar de mi fuerza“. Y entre golpiza y golpiza la fantasía se va haciendo más grande y más fuerte hasta que el niño la supera y madura o termina perdiéndose en ella.

Por el mundo circulan muchas personas con complejo de Clark Kent, que se esconden detrás de lentes gruesos, ropa holgada, libros y una sonrisa tímida mientras fantasean que son reyes del mundo, y que en secreto sus amigos más cercanos lo saben y lo aceptan en un entendimiento tácito. Se creen el patito feo que pronto se convertirá en cisne, cuando en realidad son crías de ganso, si me disculpan por la mezcla de metáforas.

Lo siento, pero esas fantasías por lo general no se vuelven realidad. Están diseñadas para los comics, y punto.

Lo más triste es que de Clark Kent a Superman solo hay unos lentes de diferencia. Pero muchos de los que sufren el complejo prefieren quedarse así porque temen que, al quitarse los lentes, sigan siendo solo seres humanos comunes y corrientes, como todos los demás.

Una verdadera lástima…

A Glimpse of Fate

Mi gato Chai, a la hora de la siesta. Que buena vida, ¿eh?

Mercadotecnia de changarro

El sueño de muchas personas es, en algún momento de su vida, poder tener un negocio propio. Las razones varían: algunos quieren tener algo suyo, otros desean sentirse responsables y en control de lo que hacen, algunos lo hacen porque prefieren ser sus propios jefes en lugar de responderle a un superior inútil e incompetente y otros cuantos solo para poder decir que lo hicieron. El punto es que tener un negocio propio parece que da puntos extra en la escala social y un pequeño bono para la autoestima.

¿Pero que más se necesita, además de tener el firme propósito de hacerlo? Muchas cosas que algunas personas no están dispuestas a sacrificar: tiempo, dinero, noches sin dormir, seleccionar, contratar y capacitar personal, pagar impuestos, vacaciones, aguinaldos, invertir en equipamiento y muchas otras cosas.

Algunos pequeños empresarios logran salir adelante por suerte o fuerza de voluntad. El resto se arrastra humildemente a la servidumbre alquilada de la que salieron y los demás se vuelven changarreros.

Un changarro es algo similar a un negocio, excepto que se maneja como puesto de mercado. Sus dueños se aferran a él pero nunca le invierten, nunca lo promocionan y nunca hacen nada para que crezca. Un changarro es en lo que se convierte una microempresa con dueños avaros e ignorantes que tienen miedo a crecer. Tristemente en México este tipo de negocios (y de ‘empresarios’) polulan por todos lados, y en lugar de volverse una alternativa real para la economía se han vuelto una carga para la sociedad al tiempo que la estanca en la mediocridad.

Esta es la forma en que funciona un changarro:

Primero, se inicia con todas las buenas intenciones del mundo, con sueños enormes, espectativas muy altas y, casi siempre, con ideas poco originales que cubren necesidades básicas. Cosas como ‘voy a poner un restaurante, pero con las recetas de mi abuelita’ o ‘voy a hacer páginas Web como hacía en mi último trabajo’ son típicas en el nacimiento de un changarro.

Al poco tiempo el microempresario se da cuenta que la vida real no esta sencilla: hay que realizar trámites, los empleados faltan o no son buenos, la clientela se queja. Todo lo que tanto le criticaban al jefe previo cae como un yunque sobre el ánimo de estas personas, y el negocio no levanta como se esperaba. Las ilusiones rotas son el peor lastre que existe para un negocio.

Con el corazón hecho trizas (¿o era el ego hecho trizas?) el empresario empieza a recortar cosas ‘superfluas’ como el pago de impuestos, permisos, derechos de autor, prestaciones a los empleados, mantenimiento de local. Quita aquellas cosas que no le funcionan y sube el precio a las que sí y se la pasa escondiéndose de sus proveedores y clientes. Si las cosas van muy mal busca un trabajo para mantener al negocio, por aquello de la dignidad profesional.

Al final, lo único que desea es que alguien les compre su changarro o que este sobreviva lo suficiente para mantenerse a sí mismo, mientras culpan a sus amigos y familiares de que nunca le compran nada y odia a sus competidores a quienes culpa de su suerte.

¿Horrible, eh? Es como haberse portado bien toda la vida para acabar en el purgatorio.

Las intenciones no bastan. Para poner un negocio exitoso no basta tener un local en una ubicación excelente, ni tener el monopolio del producto/servicio que se ofrece. Ni siquiera la tan mentada ‘Calidad’ aplica en estos casos como único factor de éxito. El éxito en un negocio no aparece al segundo día de operaciones tampoco, por mucho que se le rece a Dios, la Virgen y a San Charbel.

Un empresario deberá tener visión y tenacidad, una meta clara y bien definida en términos de tiempo, dinero y espacio. Deberá tener la cautela de tener planes alternativos de acción y la confianza en su personal para delegar tareas, deberá manejarse con transparencia y honestidad para no hacer ‘cosas buenas que parecen malas‘; deberá escuchar opiniones ajenas con un sentido de crítica honesto y sabrá pedir (y aceptar) ayuda cuando la necesita, sin falsas modestias ni bravuconerías.

Se que hay muchos otros factores que intervienen en el éxito o fracaso de los pequeños negocios como la corrupción en el gobierno, las mafias de grupos de empresarios y sindicatos, la falta de certezas en la economía y la competencia desleal de pequeños y grandes competidores. Pero echarles la culpa no es una excusa válida para solapar las faltas de los changarreros.

Lamentablemente, conozco pocos casos de negocios que empezando pequeños hallan podido crecer y mantenerse con éxito. Mientras, los changarros que venden servicios y productos de tercera categoría saturan los mercados, y la economía se va por un caño.