Archivos Mensuales: enero 2005

Se buscan programadores LAMP

Recientemente el área de desarrollo de aplicaciones de la empresa para la que trabajo redujo drásticamente su tamaño, aunque por buenas razones: uno de ellos entró a estudiar su Maestría en el Tec de Monterrey (¡Felicidades, Isaías!) y otro (el buen George McFly) acaba de ver nacer a su primer vástago: una linda niña que -creo- se llamará Vanessa -(¡Felicidades, George!).

Claro que todo esto, aunque son buenas noticias, deja huecos importantes y difíciles de cubrir -aunque George regresa en unos cuantos días-, y mi jefe me encargó convocar programadores LAMP (Linux/Apache/MySQL/PHP) para contratar y fortalecer el área. Incluso uno de ellos será asignado para trabajar exclusivamente en el sitio Web de Webmasters México, ya que yo me muevo a otra área (tema para otro día).

Después de varios días de enviar correos y publicar la oferta de empleo en sitios como Bolsatech, Cofradía y los Foros de Webmasters México, el día de ayer llegaron varios programadores, todos con excelentes currículums y con muchas ganas de trabajar. Realmente me apena que solo podamos contratar a tres de ellos, pero también me hace sentir más esperanzado respecto al futuro de la industria tecnológica mexicana.

Desgraciadamente la decisión final tampoco depende de mi, pero me dió gusto tener la oportunidad de platicar con ellos y conocerlos un poco aunque sea. Dentro de unos días sabré (y les haré saber) quienes fueron seleccionados finalmente.

¡Suerte a todos!

Anuncios

El Libro de los Nombres Muertos

Un fenómeno muy curioso y que existe incluso desde antes de que existiera el Internet o la televisión a color es el de los Libros Imaginarios, esos libros que todo el mundo jura que existen e incluso han visto en alguna parte o hasta recuerdan haber leido alguna vez (!).

El exponente más famoso de este lapsus social es el aclamado Necronomicón, escrito por el árabe Abdul Alhazred alrededor del año 730 después de Cristo y citado constantemente por grupos de HeavyMetal, DeathMetal y Merol, pero principalmente por H.P. Lovecraft en los mitos de Cthulhu. Según cuenta la historia, el libro fue traducido al griego en el año 950 y comenzó a tener una rápida difusión entre los filósofos y hombres de ciencia de la época, lo que lo llevó a ser condenado por la Iglesia en el año 1050. En el año 1228 Olaus Wormius traduce el libro al latín, quedando su título original Al Azif traducido como Necronomicón, que literalmente significa Libro de los Nombres Muertos. Esta versión es la más famosa, ya que sólo quedan unos cuantos ejemplares de ella, mientras que los originales en árabe y griego se han perdido, o al menos eso es lo que se cree. El poder del Necronomicón radica en los encantamientos y ritos secretos que guarda y mediante los cuales es posible invocar a los Antiguos: seres transdimensionales de gran poder y maldad que habitan en dimensiones más altas que la nuestra.

Por supuesto, todo lo anterior no son mas que patrañas. Lovecraft inventó el libro basado en otros libros ficticios como De vermis misteriis, Le culte des goules, o El Rey Amarillo y lo utilizaba como un tema recurrente en sus historias. Al morir Lovecraft muchos de sus amigos escritores siguieron utilizando el nombre del libro para insertar citas profanas en sus cuentos.

El clímax de este asunto ocurrió cuando en una biblioteca de California apareció una ficha bibliográfica del libro como la siguiente:

BL 430

A 47

B

Alhazred, Abdul—-aprox. 738 D.C.

Necronomicon (Al Azif) de Abdul Alhazred.

Traducido del griego por Olaus Wormius (Olao Worm)

xii, 760 págs., grabados madera,

enc. tablas, tm. fol. (62 cm.)

(Toledo, 1647)

El bromista había hecho su tarea: la clave BL 430 es para indicar los libros de Religiones primitivas y la B que el ejemplar se encuentra en un armario cerrado, junto con libros que no deben ser hojeados por cualquiera. Para rematar, el libro aparecía en préstamo permanente, aunque esto no detuvo a montones de geeks para solicitar el mítico libro en préstamo.

Muchos autores han publicado libros bajo el nombre de Necronomicón, entre ellos el artista H.R. Giger y muchos otros entusiastas de la obra fantástica de Lovecraft. Incluso hay una versión que intenta pasar como la versión auténtica escrita por Abdul Alhazred y que se puede conseguir en Amazon por $8 dólares. Por supuesto, yo tengo una copia. 😉

Aun así, hay muchos freaks que se niegan a aceptar el origen ficticio del libro:

Aunque los escépticos afirman que El Necronomicón es un tomo fantástico creado por H.P. Lovecraft, los auténticos investigadores de los misterios esotéricos del mundo saben la verdad: El Necronomicón es un volumen blasfemo de conocimiento prohibido escrito por el árabe loco, Abdul Alhazred. Incluso hoy, a pesar de las tentativas por destruir todas las copias en cualquier idioma a lo largo de los siglos, aún existen algunos ejemplares, escondidos.

Dentro de este libro encontrarás historias, ensayos, y diferentes versiones acerca del libro blasfemo. Ahora tú también puedes aprender el verdadero saber de Abdul Alhazred y conocer, de primera mano, el ignoto poder que se encuentra tras sus páginas.

En cierta forma, no puedo culparlos por apasionarse así, ¿de qué otra forma se puede conseguir conocimiento arcaico y prohibido por 8 dólares?

En fin…

Haciendo dinero de lo gratuito

Hace 7 años, Seth Godin escribió un libro llamado The Bootstrapper’s Bible. Debido a varias razones no logró venderse bien: solo logró vender 10,000 copias a un precio de $12 USD.

Cuando Seth recupero los derechos de su libro de sus editores, lo convirtió en un archivo PDF para venderlo en Amazon.com, bajando su precio a solo $3 dólares. Sorprendentemente, en este nuevo esquema logró colocarse dentro de los primeros 100 libros más vendidos del sitio, aunque 18 meses después su nivel de ventas decayó incluso por debajo del nivel de la versión de papel.

A mediados de noviembre del año pasado, Seth anunció que solo por dos semanas, el libro estaría disponible de forma gratuita en su sitio Web para quien quisiera bajarlo. En menos de 24 horas se bajaron más copias de las que se vendieron en Amazon en año y medio. Sobre esto, Seth escribió:

“Can you make any money giving away an ebook? I think you can. I think you do when the idea spreads and people want to interact with you in other ways. And those interactions are the currency of the future.”

Es muy sencillo hacer dinero de algo gratuito, pero depende de tener un modelo de negocio bien estructurado y bien organizado. Es mucho más difìcil improvisar más tarde.

Un ejemplo claro son las novelas de Cory Doctorow, quien ha publicado sus últimas tres novelas en formato digital para que quien lo desee las baje, las lea o las imprima y las comparta con sus amigos de forma libre. Su éxito radica en que:

a) Se hace mucha publicidad, por lo que su trabajo de dá a conocer rápidamente. Le ayuda que es un escritor endemoniadamente bueno.

b) Una persona que ha leido un libro gratuito suyo tal vez quiera comprar sus otras novelas, las que no son gratuitas.

c) El precio neto por la impresión de una de las novelas en casa es por mucho mayor al precio de TP en una librería o tienda online. Para las personas que quieren tener una copia de las novelas en su librero es más barato y cómodo comprarla impresa que imprimirla completa.

d) El valor de colección de una novela o libro aumenta según la edición impresa. Las impresiones de documentos electrónicos solo tienen valor histórico. Un fan de su trabajo bajará la edición electrónica para leerla y comprará la primera edición en pasta dura para guardarla con el resto de sus libros.

Otro buen ejemplo es la lista de correo Bad Signal del escritor británico Warren Ellis. En esta lista Ellis publica pequeñas historias, poesías y avances de sus proyectos de forma casi diaria. A cambio, las ventas de sus libros, novelas y comics han crecido en el esquema de pre-order y recibe retroalimentación directa de sus lectores sobre lo que quieren o no ver, y muchas veces sus mismos lectores le ayudan a buscar información para nuevas historias, o a arreglar problemas con su sitio Web, entre otras cosas.

El esquema de negocio abierto/gratuito es fascinante, solo hay que sacudir un par de telarañas de la mente y ponerla a trabajar.

A Glimpse of Fate

.flickr-photo { border: solid 2px #000000; }.flickr-yourcomment { }.flickr-frame { text-align: left; padding: 3px; }.flickr-caption { font-size: 0.8em; margin-top: 0px; }

Diego, Maribel, Roberto, Héctor y todo la banda de Orgánica del curso de Granja de Proyectos de Fundación ProEmpleo Productivo, en el que estuvimos el año pasado. ¡Gracias por todo, chavos!

¿Propósitos nuevos?

El año nuevo (cualquier año nuevo) siempre sirve para traer nuevas esperanzas y bríos a las vidas de las personas. Es como, citando a Mafalda, “un cuaderno nuevecito, lleno de hojas limpias y blancas listas para ser usadas”.

Y junto con el año nuevo, alrededor de los días de comer Rosca de Reyes, llegan también los dichosos Propósitos de Año Nuevo.

Todo el asunto de los propósitos de año nuevo se repite cada enero de manera cíclica. Todas las personas parece elegir sus propósitos de una tómbola vieja y poco original y nadie parece desear nada nuevo: bajar de peso, comprar un mejor coche, ahorrar dinero, hacer ejercicio, dejar de fumar… y la lista continúa en el mismo bemol, pero no por mucho.

¿No es curioso como lo que la gente desea para sí mismos cada año nunca es agradable? Siempre implica un sacrificio, o un esfuerzo, que aunque es para sacar algo bueno de ello es aparentemente algo que no tuvieron el valor o la voluntad de hacer en todo el año pasado. Pocas veces he escuchado a alguien proponerse, no sé, divertirse más, hacer con más gusto su trabajo, conseguirse un nuevo vicio o dedicarse a echar la flojera descaradamente. Es como si los propósitos de año nuevo sirvieran también para quedar bien con los demás. Supongo que por eso todo mundo los comenta.

Y lo triste es que socialmente es aceptable no cumplir los propios propósitos de año nuevo:

– “Bueno, aguanté tres meses sin fumar, ¿no? El año que viene lo cumplo. Lo importante es que fumo menos, ¿no?”

– “Es que deberas quiero ponerme a dieta, pero en enero es la rosca, en febrero los tamales de la Candelaria y los chocolates de San Valentín, y en marzo…”

– “Al menos ya me compré tenis para ir al gimnacio. Eso ya es algo… ahora nada más tengo que ir al gimnacio”

Creo que la gente sería más feliz si simplemente se hiciera un solo propósito en el año nuevo: tener la voluntad de hacer propósitos nuevos en cualquier otro día del año, y cumplirlos. No cosas imposibles, sino cosas que realmente puedan ser cumplidas una cuantas a la vez. No hay prisa por arreglar toda una vida en menos de doce meses.

Entonces, ¿cuáles son mis propósitos de año nuevo?

Son muy sencillos: continuar los del año pasado, tratar de mejorar en mi trabajo y tratar de aprender un poco más de algo nuevo. Y escribir más, y de cosas y temas más variados. Eso es todo.

Adiós a Will Eisner

El pasado lunes 3 Will Eisner, famoso dibujante de comics y tiras cómicas y famoso mundialmente por su trabajo en el comic Spirit falleció a los 87 años de edad debido a una complicación en una operación de cuádriple bypass en el corazón en el Florida Medical Center in Lauderdale Lakes.

Eisner empezó su carrera en los comics alrededor de 1930 y fué el primero en utilizar los paneles “silentes” para enfatizar las emociones de los personajes centrando la atención en las expresiones faciales. Como artista se centró en temas que entonces se consideraban impensables para un comic y que rara vez se veían un periódico: violencia familiar, conflictos urbanos, y muchos otros.

En 1940 creó un suplemento semanal para los periódicos titulado The Spirit, el cual llego a tener una circulación de 5 millones de copias en 20 periódicos dominicales. El suplemento consistía en un comic con tres historias autocontenidas, y “The Spirit” se volvió la más popular.

El personaje principal era un detective llamado Denny Colt, quien se creía muerto por una poción de un científico loco, aunque realmente fue enterrado vivo. The Spirit protegía la ficticia Central City, que estaba basada en Nueva York.

Fue tan grande la marca de Eisner en la industria del comic que el premio más famoso y renombrado de la misma tiene su nombre: el Will Eisner Award, que se entrega cada año en la San Diego Comic Con a lo mejor de la industria. Hasta el año pasado, Mr. Eisner había entregado todos los premios él mismo.

Tuve la oportunidad de conocer brevemente a esta leyenda en la CONQUE de 1998, mientras él firmaba autógrafos en el stand de Comics IMP (donde yo trabajaba entonces). Solo puedo decir que era una persona impresionantemente culta, muy divertida y muy amable (por lo menos más que Adam West, que también estaba ahí).

Todavía conservo mi gafete y mi copia de “Contract with God” autografiados por Mr. Eisner.

Muchas gracias, y descance en paz.

Foros nuevos para Webmasters México

No hay mejor forma de empezar un año que poniendo manos a la obra: desde hace algunos meses habiamos contemplado poner un sistema de foros basados en Web para la comunidad de Webmasters México, y aunque evidentemente era algo que le hacía mucha falta, por cuidar lo urgente y descuidar lo importante la instalación del foro se fue quedando atrás en mi lista de pendientes.

Vamos, la comunidad de WM tiene a su disposición desde sus inicios un foro basado en una lista de correo (no fue idea mia, ok?) que rápidamente se volvió un problema: llegan muchos correos rebotados, no es fácil buscar en el histórico -especialmente si cambias de cuenta de correo cada cuatro meses-, no es posible ordenar los mensajes por tema o categorías, y algo tan sencillo como hacer una encuesta es una pesadilla…

Finalmente, y gracias a que la última semana tuve un par de días libres y a que realmente quería quitarme esa carga de mi consciencia, el 3 de enero de este año se estrenaron oficialmente los nuevos foros web de Webmasters México. La idea de estos foros es abrir un espacio para la creciente comunidad de diseñadores, programadores y administradores de sistemas que hay en México para que puedan compartir sus experiencias de forma abierta y ordenada. Originalmente están diseñados para tratar cuestiones técnicas, pero son los usuarios los que decidirán en que se convertirá al final.

Afortunadamente los foros han tenido buena respuesta por parte de la gente -en cuanto se anunció empezaron los primeros registros-, y realmente espero que siga así. Yo estaré por allá regularmente contestando mensajes y tratando de poner mi grano de arena. Estos foros son la prueba de que el trabajo de grupo en Internet es algo real y que todos pueden beneficiarse de él.

Si quieren contribuir a una buena causa, ¡inscríbanse a los foros y participen! ¡Corran la voz!

Por supuesto, hay mucha gente a quien debo agradecer por convertir estos foros en realidad:

  • Primero que nada a mi queridísima amiga Tere Chacón, quien siempre ha apoyado a la comunidad de WM y a quien debemos el diseño de los mismos. De no ser por Tere, el foro seguiría existiendo solo en la mente de los que se desuscribían a la lista de correo. ¡Mil gracias, Tere!

  • De igual forma, quiero agradecer a Tania Escoto, por ayudarme con las galerías de avatares (Softwaremanía y México) y por algunos botones y pegotes que hicieron falta de último minuto.
  • Un agradecimiento muy especial va para Antonio Rivera, quien fue quien originalmente me invitó a los foros de Ventanazul, y que amablemente y por iniciativa propia está colaborando con la castellanización correcta de la aplicación del foro.

    Adicionalmente, Antonio se casó hace unas semanas. ¡Felicidades a los novios!

  • Por supuesto, debo admitir que mi fuente de inspiración fueron los foros Web de Ventanazul, de Alexis Belllido, y en los cuales participo siempre que me es posible (últimamente no he podido, pero sigo dándome una vuelta siempre que me acuerdo). Nunca creí que un foro podría ser divertido e interesante de la manera que Ventanazul lo es.

Finalmente, envio un enorme agradecimiento a personas como Diego Herrera, Jason Robbins, Sr.Castañeda, Toño Quirarte, y a toda la comunidad de Webmasters México, que son los que le dan sentido y todo este esfuerzo.

¡Nos vemos en los foros!

¡Feliz Año Nuevo!

Después de una larga ausencia de mis labores como blogger, he regresado de nuevo a las andadas.

¿Qué me pasó? Bueno, básicamente primero fue un montón de trabajo, después problemas por el montón de trabajo, un curso, dos páginas Web, y la temible Gripe parte II (o la venganza de la hija de la Gripa I) que me dejó fuera de combate hasta NocheBuena. Después tuvo lugar una monumental tragazón y un brindis… y estoy de vuelta.

Han pasado muchas cosas, se me han ocurrido muchas otras igual de ridículas y absurdas (como casi todo lo que me pasa), pero tengo a mi disposición un año nuevecito para irlas anotando poco a poco. A las tres personas que leen esto les agradezco mucho su paciencia y quiero asegurarles que escribir (y necear) en la blogósfera de forma más ordenada es uno de mis propósitos de año nuevo.

Mientras tanto, quiero desearles a todos los que pasen por este post un próspero y feliz año nuevo 2005 y espero que en los próximos meses completen con éxito todas sus metas.

¡Feliz Año Nuevo!