Haciendo dinero de lo gratuito

Hace 7 años, Seth Godin escribió un libro llamado The Bootstrapper’s Bible. Debido a varias razones no logró venderse bien: solo logró vender 10,000 copias a un precio de $12 USD.

Cuando Seth recupero los derechos de su libro de sus editores, lo convirtió en un archivo PDF para venderlo en Amazon.com, bajando su precio a solo $3 dólares. Sorprendentemente, en este nuevo esquema logró colocarse dentro de los primeros 100 libros más vendidos del sitio, aunque 18 meses después su nivel de ventas decayó incluso por debajo del nivel de la versión de papel.

A mediados de noviembre del año pasado, Seth anunció que solo por dos semanas, el libro estaría disponible de forma gratuita en su sitio Web para quien quisiera bajarlo. En menos de 24 horas se bajaron más copias de las que se vendieron en Amazon en año y medio. Sobre esto, Seth escribió:

“Can you make any money giving away an ebook? I think you can. I think you do when the idea spreads and people want to interact with you in other ways. And those interactions are the currency of the future.”

Es muy sencillo hacer dinero de algo gratuito, pero depende de tener un modelo de negocio bien estructurado y bien organizado. Es mucho más difìcil improvisar más tarde.

Un ejemplo claro son las novelas de Cory Doctorow, quien ha publicado sus últimas tres novelas en formato digital para que quien lo desee las baje, las lea o las imprima y las comparta con sus amigos de forma libre. Su éxito radica en que:

a) Se hace mucha publicidad, por lo que su trabajo de dá a conocer rápidamente. Le ayuda que es un escritor endemoniadamente bueno.

b) Una persona que ha leido un libro gratuito suyo tal vez quiera comprar sus otras novelas, las que no son gratuitas.

c) El precio neto por la impresión de una de las novelas en casa es por mucho mayor al precio de TP en una librería o tienda online. Para las personas que quieren tener una copia de las novelas en su librero es más barato y cómodo comprarla impresa que imprimirla completa.

d) El valor de colección de una novela o libro aumenta según la edición impresa. Las impresiones de documentos electrónicos solo tienen valor histórico. Un fan de su trabajo bajará la edición electrónica para leerla y comprará la primera edición en pasta dura para guardarla con el resto de sus libros.

Otro buen ejemplo es la lista de correo Bad Signal del escritor británico Warren Ellis. En esta lista Ellis publica pequeñas historias, poesías y avances de sus proyectos de forma casi diaria. A cambio, las ventas de sus libros, novelas y comics han crecido en el esquema de pre-order y recibe retroalimentación directa de sus lectores sobre lo que quieren o no ver, y muchas veces sus mismos lectores le ayudan a buscar información para nuevas historias, o a arreglar problemas con su sitio Web, entre otras cosas.

El esquema de negocio abierto/gratuito es fascinante, solo hay que sacudir un par de telarañas de la mente y ponerla a trabajar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: