Archivos Mensuales: noviembre 2004

A Glimpse of Fate

Tucho, la Piojo, el Gantús, la K, Ren y yo en Hill Valley, California, en 1885.

Anuncios

Wiki para SciFi

Hay muchas personas que mantienen un sitio Web, o que participan activamente en listas de correo electrónico, foros Web, grupos de IRC o chats, y más recientemente que escriben o mantienen un blog. Son muchas y muy variadas las aplicaciones que hay estos días para colaborar con contenido al acervo de la Red de redes, pero realmente hay pocas personas -que yo conozca, por lo menos- que colaboran en un Wiki.

Un Wiki (o WikiWiki, o WikiWeb) es una aplicación para crear sitios Web colaborativos donde cualquier persona puede crear páginas nuevas, publicar contenido o editar lo que escribe o lo que escriben estos usuarios sin necesidad de saber una jota de código HTML o tener instalados programas de edición en su computadora. Algunos de los Wikis más populares aparecen listados en el WorldWideWiki: SwitchWiki. Uno de mis favoritos es la Wikipedia, un enorme diccionario colaborativo que estoy seguro hace que los editores del MS-Encarta salgan llorando de su trabajo todos los días.

El potencial de los sistemas Wiki como portales de contenido colaborativo es enorme, ya que el material publicado está sujeto a la revisión constante de las personas que lo leen y quienes, si lo desean, pueden editarlo con solo un par de clicks. Para administrar un Wiki se cuentan con herramientas de control de cambios que llevan un registro de quién cambio qué y cuándo, y que pueden regresar un cambio en caso de que algo se eche a perder. Dada la extrema apertura en la filosofía de un Wiki es necesario que las personas que contribuyen en él tengan mucha confianza unos en otros y en su público. No suena nada fácil, ¿eh?

Hace algunos días escribí acerca del foro de minificciones que Alexis Bellido abrió en Ventanazul para que personas que escriben por hobby -o en mi caso como terapia- tengamos un espacio para publicar en línea nuestros pequeños pininos literarios. Alexis decidió llevar este experimento un pasó más allá y creó WikiFicciones, para crear historias colectivas de SciFi, terror, fantasía o cualquier otra cosa. Una iniciativa como esto solo puedo calificarla como digna de un genio. En serio, la comunidad de escritores necesita espacios como este desesperadamente. La estructura del Wiki hace posible que todas las personas que participan en él puedan ocupar roles de colaboradores, correctores de estilo y editores al mismo tiempo, y sobre textos reales que están al alcance de todos los cibernautas. De la misma forma, el contenido se mantiene siempre fresco y actualizado, por lo que las historias siempre serán nuevas de una forma o de otra. O al menos esa es la idea.

Recuerdo que hace poco alguien me comentaba que los Wiki son ‘sistemas de primer mundo‘ y que los países latinoamericanos aún no estaban listos para una cultura Wiki. Yo mismo he sido testigo de los arranques de protagonismo y los pleitos de ego que se llevan a cabo en los grupos de escritores, pero en mi absurda terquedad quiero pensar de que sí es posible construir una comunidad literaria basada en la colaboración y el respeto.

Wikificciones está tomando forma poco a poco y ya hay varias personas registradas. Veamos que sale de esta locura.

Por cierto, colaborar en Wiki es la cosa más sencilla del mundo, pero dejo esta pequeña guía para que no haya pretextos para no empezar a escribir.

Adios a un viejo (y querido) vicio

Quien diga que fumar es malo es porque esa persona nunca ha fumado en su vida- Y el fumar, como otros vicios, es un hábito que se adquiere con tiempo y práctica.

Yo empecé a fumar hace nueve años cuando trabajaba en Elemix, un pequeño (más bien diminuto) despacho de diseño editorial. Si estas encerrado 8 horas al día en una oficina de 6 x 6 metros con tres fumadores compulsivos es difícil estar diciendo no todo el tiempo. Además tenía curiosidad de ver cual era todo el alboroto por los cigarros.

Y, maldición, me gustó. Durante todo el tiempo que estuve en la Universidad estuve fumando de forma constante -casi siempre para acompañar las cervezas, también constantes en ese tiempo- y todavía algunos años después lo seguí haciendo. Fumar era un vicio que disfrutaba enormemente en esa época.

El punto culminante llegó hace tres años, cuando trabajaba como freelancer. Junto con mi alegre compadre (que en esa época me echaba la mano con los clientes) podíamos llegar a fumarnos hasta cinco cajetillas en un solo día entre los dos.

Cuando un vicio se sale de control deja de ser divertido, y fue entonces que decidí dejar de fumar. Un par de años después retomé el vicio de forma más moderada, pero en estos días ser fumador reincidente es como ser asesino convicto en libertad condicional. Nadie me dejaba en paz y todo el tiempo estaba escuchando frases como: “¿no que mucha fuerza de voluntad?; Una vez vicioso siempre vicioso…; En este edificio no se puede fumar; Te vas a morir antes de los 35; No tenemos mesa en la sección de fumadores” hasta que terminé por hartarme.

Asi es que anuncio formalmente -y por escrito, claro- que el domingo pasado me fumé mi último cigarro (un Marlboro Azul), para no volver a fumar nunca más. Lo prometo. En serio.

Claro que aún tengo mis vicios de Doritos, café y chocolate, y hasta espacio para uno nuevo, je, je, je.

Dedicatoria
  • A mi esposa, que en un acto de honesta solidaridad dejó de fumar el mismo día que yo. Eso es Amor y no pedazos…
  • A todos los que me estuvieron fastidiando para que dejara de fumar. Espero que ya estén contentos.
  • Y a todos mis ex-compañeros fumadores. Enciendan un tubo de cáncer por mí, y feliz enfisema.

:’p

La ciencia al servicio de la maldad – parte III

La modernidad es algo que puede ser muy dañino a los instintos del ser humano. Conozco a pocas personas que sean capaces de sobrevivir, digamos, en la selva o en el bosque sin comodidades modernas como aire acondicionado, estufa de gas o un refrigerador lleno de comida. El avance tecnológico ha reemplazado la habilidad de cazadores-recolectores que heredamos de nuestros ancestros cavernícolas por la capacidad de comer, beber y ver la TV sentados al mismo tiempo.

Vaya salto evolutivo, ¿eh? Pero esta es una de las principales razones por las que la ciencia es universalmente aceptada: nos ayuda a tener una vida más cómoda y longeva.

Desgraciadamente la ciencia no es cabalmente comprendida por el grueso de la gente ni siquiera en su más mínima expresión, el sentido común: para la mayoría de la población mundial la ciencia es como magia, misteriosa y sorprendente, aunque con la diferencia de que es accesible para todos y no unos cuantos iniciados. Aun así, son raros los que se toman la molestia de investigar cuál es la ciencia que hay detrás de los productos que utilizan en su casa o trabajo.

Esta decidia genera un gran campo de oportunidad para que los estafadores puedan engatuzar gente ignorante y floja. Hace algunas semanas comentaba sobre los chochitos anticometa que polularon en todo el mundo durante la visita del cometa Halley en 1910. Entonces el argumento era que la cola del cometa iba a tocar la atmósfera terrestre y la iba a envenenar. Algo que puede sonar tan risible hoy generó una fortuna para los oportunistas que vendieron carretas de pildoras de azucar comprimida como antídoto. Lo más triste es que es una situación que se sigue repitiendo en nuestros días, en pleno siglo XXI.

Hace unos meses se prohibió en Europa la publicidad de Genoma Labs, una firma de laboratorios que ofrece productos para curar las varices, la hipertensión, la osteoporosis, la impotencia y muchas otras enfermedades modernas fabricados con compuestos naturales. ¿La causa? Publicidad engañosa. Genoma Labs anunciaba sus productos como medicamentos con pruebas de laboratorio cuando fiscalmente está registrada como una productora de complementos alimenticios. Incluso su sitio de Internet se encuentra saturado con fotografías de viejitos en batas blancas y leyendas que rezan “fundamentos científicos” y cosas similares. Las empresas farmaceúticas europeas montaron una campaña para que Genoma Labs se retirara de las farmacias y de los medios masivos porque al pretender que sus productos son medicina ponen en peligro la vida de las personas que los consumen.

Afortunadamente esta campaña se está extendiendo a nivel mundial y en algunos estados de México ya se ha ordenado que se retiren no solo los productos de Genoma Labs, sino también otros productos engaña-bobos como Proactive, Redugrass Acelerado, Gelatine, Sin Hambre, Liberty 28, Natural, Asepxia, Cicatricure, Nikzon y X-Ray. Un caso muy particular es Vioxx, que supuestamente sirve para atacar la artritis, pero que contiene anabólicos y lo convierte en un riesgo para la salud de quien lo toma.

Pero esto no resuelve el problema: la televisión se encuentra saturada con comerciales de StarDiet, Siluette 40 y muchos otros productos similares donde muestran gente bonita en bikini ofreciendo testimonios ‘reales‘ de que sus productos se encuentran ‘científicamente comprobados‘ pero nunca dan referencias de estos estudios. En serio, ¿quién puede creer usando un jabón o tomando un té se pueden bajar 10 kilos en 2 días? ¿Qué instituto o que pruebas avalan estos productos? La respuesta es sencilla: ninguno, pero como son ‘suplementos alimenticios‘ estos se pueden vender en cualquier lugar, desde un Oxxo hasta una farmacia, sin ningún tipo de control, receta ni consulta médica.

Esta culpa también la comparten las farmacias de medicinas similares, que tanto escándalo han causado en México por sus nexos con el Partido Verde Ecologísta y que vende ‘medicinas’ más baratas, pero con concentraciones de sustancias activas en ocasiones hasta 15 veces menores que las recomendadas por la Secretarìa de Salud. Si es ‘similar‘ quiere decir que se parece, pero que no es medicina, pero la gente lo compra igual porque ‘todo está cientifica o médicamente comprobado en pruebas de laboratorio‘, y además, es más barato.

Lo peor de este asunto es que la gente que compra estos productos se cree su publicidad, y piensa que realmente puede quitarse las varices untándose crema de castaña de indias en las piernas, o que puede bajar 50 kilos en un mes mientras ve televisión sin necesidad de hacer dieta o sin sufrir descompensación para convertirse en modelo o actriz, o que puede curarse de cualquier enfermedad automedicándose placebos. La mercadotécnia descarada y la ignorancia pública juntas han probado ser una combinación mortal donde la gente pobre muere mientras le entrega su dinero a compañías que producen basura.

El principio de las ciencias, de cualquier ciencia, es la duda. Debemos interrogarnos nosotros mismos y a nuestro entorno a través de hipótesis, teorías y experimentación sin dar nada por sentado o absoluto, sin fanatismos, dogmas ni falsas esperanzas.

Sir Isac Newton dijo con respecto a la ciencia y a sus propios hallazgos: “He sido un niño pequeño que, jugando en la playa, encontraba de tarde en tarde un guijarro más fino o una concha más bonita de lo normal. El océano de la verdad se extendía, inexplorado, delante de mi“. Saquemos la cabeza de la arena y exploremos. Aún hay mucho por descubrir.

Fin

A Glimpse of Fate



Aprovechando que hoy es cumpleaños de mi esposa, quiero compartir esta foto suya con el Doc Brown en Universal Studios, en el año 2015.

¡Feliz Cumpleaños, amor!

Geeking en Google

Google no solo es un buscador: es un sitio lleno de sorpresas bastante divertidas. Ya antes había mencionado un dato curioso sobre su servicio de calculadora y que el sitio del buscador tiene espejos en lenguaje Klingon, Borg y en slang Hacker. Me dí a la tarea de recopilar algunos datos curiosos (y bastante geeks) sobre este buscador:

  • El nombre Google surgió por su parecido a la palabra ‘googol’, que en inglés es el nombre que que se da a la cifra ’10 elevado a 100′ (un uno seguido de 100 ceros).
  • El día 1 de abril de 2002 (April Fool’s day), Google dio a conocer el PigeonRank (TM), el sistema que realmente clasifica las webs: miles de palomas trabajan ordenando todas los sitios web de Internet.
  • En Pascua de 2001, aparecio un curioso juego (realizado en un applet de Java) sobre un conejito que recogía huevos de Pascua.
  • En el Zeitgeist de Google vas a poder encontrar un montón de estadísticas: las palabras más buscadas de la semana en diferentes idiomas, los navegadores más utilizados, … Además, tiene un archivo histórico.
  • Google tiene varias ofertas de trabajo: técnicos en software o sistemas, ventas, marketing, finanzas, … Además de entrar en una gran empresa tecnológica, un seguro médico, y un seleccionado menú para comer, te ofrecen alguna que otra fiesta como esta.
  • Google lanzó esta extravagante oferta de trabajo para personas que les gusta viajar.
  • Google tiene registrados las decenas de errores que los usuarios han cometido al intentar buscar uno de los nombres más buscados: el de Britney Spears.
  • Google tiene registrados algunos dominios que se parecen al verdadero, los cuales difieren en alguna letra, y que -debido a que muchos usuarios escriben mal ‘google’- llevan al sitio web correcto: gogle.com, googel.com, ggoogle.com o gogole.com.
  • Incluso tiene registrado el dominio 466453.com (intenta escribir ‘google‘ en tu teléfono celular). Google tiene varios servicios wireless en desarrollo.
  • Otro April Fool’s Day, Google lanzó el sistema de búsqueda MentalPlex (TM), que era capaz de leer tu mente, y encontrar los resultados a la búsqueda que estabas pensando.
  • Google organizó en 2002 un concurso de programación, que ofrecía diez mil dólares y una visita a la sede central de la compañía.
  • Adicionalmente, Google es patrocinador del World Puzzle Championship y constantemente está publicando acertijos y rompecabezas.
  • Existe un curioso ‘mirror’ (‘espejo’) de Google: elgooG.

Bunch’a geeks…

5 razones para cambiarte a Firefox

El Firefox 1.0 ha sido lanzado hoy. No voy a aburrirlos con historias y análisis que han leido una y otra ves en miles de sitios, mejor les doy 5 razones muy concretas de por qué deben de bajar el Firefox y probarlo:

  1. Es muy rápido al abrir páginas.

  2. Es muy seguro, eso significa que no tienen que bajar parches de seguridad constantemente.

  3. Usa navegación por pestañas: en vez de usar una ventana por cada sitio, ves todos tus sitios en una sola ventana y te cambias de uno a otro por medio de pestañas o tabs.

  4. Es constantemente actualizado: El Internet Explorer tiene 2 años y medio de no ser actualizado con excepción de los parches de seguridad, esto significa que verás los sitios de mejor manera con el Firefox que con el IE.

  5. Es una buena manera de evitar el spyware: este tipo de programas se instalan en tu computadora sin darte cuenta y roban tu conexión, transmiten tus datos personales (como tarjetas de crédito) sin que te des cuenta o analizan tus hábitos de navegación para enviarte muchísimo spam a tu email. La “puerta de entrada” grande de este tipo de programas es el Internet Explorer. Con el Firefox eliminarás en un 90% la entrada de spyware a tu computadora.

El Firefox es gratuito, no es muy pesado por lo que se baja rápido. Lo puedes hacer desde aquí. ¿Qué esperas?

Siéntete libre de copiar el texto con las 5 razones para cambiarte a Firefox y pegarlo en tu blog (así tus lectores también lo leerán) y dando un pequeño crédito enlazando a este post.

Espectáculos celestes

La NASA dio a conocer en su boletín mensual una serie de fenómenos astronómicos que podrán ser divisados a simple vista para esta semana.

Uno de ellos está relacionado con el gran acercamiento de Venus y Júpiter antes del amanecer del próximo jueves 11 en la bóveda celeste en la constelación de Virgo, a poco menos de un grado de dtadddistancia, lo que es equivalente al diámetro de un pulgar extendido contra el cielo. Este baile espacial entre Júpiter y Venus, dará inicio una hora antes del amanecer y será visible hasta el 11 de noviembre. Este espectáculo celeste podrá ser apreciado sin la ayuda de ningún instrumento óptico.

Según la NASA, los dos planetas tienen un resplandor o magnitud elevado, por lo que su identificación en la parte este del cielo resultará sencilla.

Otro espectáculo será la lluvia de estrellas de las Leónidas, que se caracteriza por la aparición de bólidos brillantes y podrá verse la madrugada del jueves con una tasa de 7 ó 10 meteoros por hora. Si salen a verlo lleven guantes, bufanda y un termo lleno de café o whiskey.

Esta lluvia de estrellas se encuentra relacionada con el cometa periódico Encke y tendrá actividad hasta el 21 de noviembre, si bien de forma disminuida.


Finalmente, antes del amanecer del viernes, se podrá observar un cometa en el límite visual o bien utilizando binoculares o telescopios de poco aumento. Se trata del cometa LINEAR C/2003 K4, que brillará como un manchón borroso hacia el sur del cielo.

Disfrútelo con frutas y verduras.

El precio del futuro

Una de las cuestiones que más han preocupado a la humanidad desde sus inicios es el futuro, que de forma innevitable y certera acecha sobre cada uno de nosotros en cada momento que pasa. Este temor a lo que va a pasar es uno de los factores que ha engendrado la mitología, la religión y la superstición.

El conocimiento del futuro se encuentra históricamente en las manos de unos cuantos elegidos por los dioses y la fortuna para interpretar sus designios: oráculos, videntes, brujos, pitonisas… y el resto de los mortales debe entregarles tributo para que compartan su conocimiento especial. Si la información que se compra es cierta o falsa solo el tiempo lo dirá.

¿Cómo se le pone precio al futuro? ¿Y cuánto estaría dispuesto alguien a pagar por él?

Un artículo publicado en la Revista del Consumidor dice:

Entre los factores que llevan a consultar a un clarividente son la angustia, la incertidumbre, la falta de empleo, el desamor, la soledad, la curiosidad o, simplemente, el aburrimiento.

En promedio, una visita con estos adivinadores del futuro puede llevar al interesado a pagar hasta 120 pesos por la lectura del tarot o carta astral, además del gasto por velas, libros, incienso, amuletos y toda clase de objetos para limpiar el alma. O bien, alinear la energía de la casa, atraer el amor, eliminar envidias, “amarrar” al sujeto deseado o “desamarrarse” del indeseado, obtener trabajo y, en general, ayudar al destino a ser un poco más favorable.

Por supuesto, uno se pregunta: ¿por qué estos adivinos no ponen a su servicio este conocimiento especial para, digamos, ganar la lotería o en el hipódromo? Y si cobrar genera “mal karma”, ¿por qué le sacan dinero a la gente que los consulta? Es fácil: porque ese es su negocio: traficar con las ilusiones y los temores de la gente. Hasta hace poco era pecado mortal no dar el diezmo en la Iglesia, y al ir con un curandero siempre se salen con más achaques de los que se llevan a curar:

– ¿Entonces a que se deben mis dolores de cabeza, Sr. Tanaga?

– Alguien te está haciendo brujería… seguramente alguien que te tiene envidia, y busca alejarte de tu trabajo y de tu familia. ¿Tienes idea de quien podrá ser?

– Eh… no, bueno, tal vez alguien del trabajo.

– ¡Exacto! Es magia poderosa, y si no haces algo pronto te volverás impotente, y tu esposa te dejará.

– ¡Dios Santo! ¿Qué podemos hacer Sr. Tanaga?

– Voy a necesitar que traigas dos gallos: uno negro y uno blanco para hacer un sacrificio.

– Muy bien, ¿algo más?

– También vamos a necesitar seis latas de atún, una barra de pan y una botella de tequila para la ofrenda. Y el trabajo te sale en doce mil pesos.

– ¡Claro, muchas gracias! Nos vemos el lunes.

En general este tipo de prácticas es como ofrecer un soborno a los dioses para alejar lo malo y acercar lo bueno sin hacer mucho esfuerzo en ninguna otra parte. Si las personas que lo hacen están conscientes o no de lo que hacen es otro asunto. Lo más curioso es que se creen al pie de la letra lo que estos charlatanes les ofrecen sin dudar:

– Veo en tu futuro un hombre… alto y delgado… tal vez rubio, o tal vez no…

– ¡¿En serio?! ¡¿Y me voy a casar?!

– Depende… alguien se interpondrá… un pariente de su familiar…

– ¡Oh, no! ¿que puedo hacer?

– Llevate este cristal de magnetita para alejar las malas vibras y las envidias. $150 peso, barato gûerita…

En México, lo más conocidos son las lecturas del tarot, de la palma de la mano, los caracoles, el cigarro, el café, la foto del aura, la bola de cristal, el agua y las cartas, entre otros. El futuro claramente se encuentra en todas partes. ¿Por qué pagar por saberlo? Es como echar a perder el final de una película.

Finalmente, la mejor forma de conocer el futuro es haciéndolo a mano, momento a momento. Todo lo demás son patrañas.

Minificciones en Ventanazul

Hace algunas semanas mi buen amigo Antonio Rivera, autor del blog Narxiso, el mito en Internet leyó un post mío en la Hoguera de las Necedades sobre Inteligencia Artificial y esas cosas, y me invitó a participar en los foros de Ventanazul, un sitio peruano mantenido por Alexis Bellido.

Debo admitir que para mi fue una gran sorpresa encontrar una comunidad en español como está, donde la gran mayoría de sus miembros aportan, escriben, contestan y colaboran entre ellos de buena gana y sin problemas de ego. Alexis hace un gran trabajo como administrador de los foros -y también mantiene un blog– y está postando y publicando cosas nuevas constantemente, además de que es un gran tipo.

Un foro interesante en Ventanazul está dedicado a la creación de historias colectivas. La introducción a este foro dice:

Hace mucho tiempo, en una galaxia lejana … ¡no, esperen!, esa es otra historia.

Hace varios años, en la época que podriamos llamar pre-Internet, utilizaba unos sistemas llamados BBS (Bulletin Board Systems), los cuales podrían ser considerados los antepasados de nuestros actuales foros de discusión.

En uno de dichos BBS había una sección sumamente interesante, no recuerdo el nombre exacto pero imagino que han visto algo similar en algún otro lugar.

Se trataba de escribir historias entre todos los participantes, alguien empezaba contando una historia y finalizaba su post dejando la historia en suspenso, el siguiente participante en el post continuaba la historia, cada quien le iba dando el giro que deseara a la trama y el resultado era muy interesante, hilarante en varios casos.

He decidido poner a prueba el concepto en nuestros foros, a ver que tal nos va!

Recientemente, aunque Alexis, Pablo y yo ya lo habíamos comentado de una manera o de otra, se abrió un foro para escribir Minificciones, como las que comentaba que publiqué en Flammidus. He puesto algunos cuentitos míos (6 en total) en este foro con la intención de que la crítica las haga trizas y en el proceso pueda aprender algo sobre la redacción de historias cortas. Para mí es algo increíble que alguien esté interesado en poner mis historias en su sitio Web (sobre todo si piensan leerlas más tarde), y por eso estoy enormemente agradecido (¡y sorprendido!). Alexis escribía al respecto:

Sobre este foro
Hola, el foro de Minificciones es un espacio donde podremos publicar nuestras creaciones, cuentos cortos, poesía, ensayos, etc.

Todos los que deseamos escribir podremos hacerlo aquí y recibir comentarios y sugerencias.

Aunque es originalmente un foro para teckies, hay muchas personas en VentanaAzul con inquietudes creativas. Será interesante ver como evoluciona este experimento, al que todo el que esté interesado en participar está cordialmente invitado. Yo mismo seguiré poniendo pequeñas historias según vayan saliendo de mi cabeza.