El día que el mundo no se acabó

Si hay un libro que realmente ha causado daño a la humanidad es el Libro de las Revelaciones que aparece al final de Nuevo Testamento, donde Juan (pero no el Bautista) narra como se llevará a cabo el Día del Juicio Final, con ángeles, demonios y catástrofes universales. Han sido muchas las horas y las personas que se han dedicado a analizar los ‘misterios’ de libro del Apocalipsis (por su nombre en griego), pero han sido más los que lo han aprovechado como plataformaa para anunciar una y otra vez que el mundo se va acabar.

El primer aviso llegó en 1986 cuando el cometa Halley hizo su visita regular a la Tierra después de 76 años, aunque según una interpretación de las Profecias de Nostradamus, el Fin del Mundo empezaría en 1988, en algún momento entre Agosto o Septiembre, poco antes del desayuno, cuando se desataría la Tercera Guerra Mundial con bombas atómicas y efectos especiales. Yo estaba ahí (bueno, entonces) y se los aseguro: No Pasó Nada.

Claro que algunos años más tarde, cuando los Estados Unidos invadieron Kuwait, me tocó ver a muchos adultos llorando como recién nacidos, y no falto el Vidente que reinterpretara los cálculos de Nostradamus según una oscura omisión del calendario Gregoriano. Aun así, no se acabó el Mundo.

Lo mismo pasó en 1994 con la Crisis Económica Mundial, en 1998 con las predicciones de Aleister Crowley, en 1999 otra vez según Nostradamus, en el año 2000 con el Y2K, en el 2001 con el atentado a Nueva York el 11 de Septiembre, en el 2002 con la invasión de Estados Unidos a Iraq, y más recientemente con el paso del asteroide 4179, denominado Tutatis. Según muchos ‘expertos’, el Mundo como lo conocemos se acababa hoy, 29 de Septiembre a las 9:00 AM, Tiempo Universal, estilo “Cita con Rama”.


Tutatis, el asteroide del Juicio Final, hoy por la mañana

Pero no pasó nada. Tutatis pasó a 1.5 millones de kilómetros de la Tierra, algo así como cuatro veces la distancia entre nuestro planeta y la Luna, como un objeto de magnitud 10: ni siquiera lo suficientemente brillante para ser visto sin instrumentos. Tutatis pasará así de cerca una vez más dentro de 558 años, suficiente tiempo para dormir tranquilos.

Pero, ¿por qué la fijación con el Fin del Mundo? En muchos sentidos la gente de mi generación somos hijos de una cultura apocalíptica, donde el Fin acecha al otro lado de la esquina. ¿Quién se beneficia de esta paranoia? Los empresarios, que venden chochitos anti-cometa y refugios subterráneos a prueba de radiaciones; y la Iglesia, que a falta de una mejor idea para retener a sus feligreses los amenaza con la Ira de Dios en el Fin de los Tiempos, la trillada profesía del Fuego Eterno y el chirriar de dientes.

Pero no deshagan sus maletas: la próxima fecha cósmica es el 22 de diciembre del 2012, año en el que según el calendario maya empieza el Sexto Sol, aunque temo que el Fin del Mundo ha sido tan anunciado que no creo que a nadie le importe ya, a menos que realmente ocurra y aún así ya ha perdido el elemento sorpresa. Pronto los empresarios tendrán que buscar otra técnica de ventas y la Iglesia… bueno, algo se les ocurrirá.

Uno de mis diálogos favoritos en Watchmen de Alan Moore es el que ocurre entre el tendero del puesto de revistas y Rorschach:

– “¡Oiga! ¿No que el Mundo se iba a acabar anoche?”
– “Asi fué”
– “Uh, pero el Mundo no se acabó…”
– “¿Está seguro?”

Hasta la próxima catástrofe.

Anuncios

8 pensamientos en “El día que el mundo no se acabó

  1. Tere dice:

    Y sería bueno recordar las predicciones de Edgar Cayce, la de las hermanas Lusson, y un sin fin de profetas que, más que aportar conocimiento a la humanidad, han inquietado y producido ganancias fenomenales para quienes han sabido lucrar con ellas.Yo creo que lo importante es seguir con nuestros objetivos de vida; lo demás es lo de menos.TereP.D. Gracias por el link al Pantone2RGB, lo incorporo a mi post (tienes razón, lo mejor de la vida es gratis, sería bueno hacer un post sobre eso). Saludos.

  2. Gracias Tere. Originalmente tenia el archivo fuente de Pantone2RGB para descargarse del sitio, pero en un lapsus de cafeína, nicotina y falta de sueño lo borré y ni siquiera yo me quedé con una copia, pero ya estoy trabajando en una nueva versión (con ActionScript 2.0, conexion por socket, fuentes de archivos XML y toda la cosa), que espero terminar en un par de meses. Yo te aviso, pero por lo pronto, hay una liga a otras aplicaciones mias en la barra de la izquierda de este blog. ;)Un abrazo.

  3. Mytho dice:

    Y ya que comentas las numerosas predicciones del fin del mundo, no puedo evitar recordar aquella famosa de los testículos de Jehová que afirmaban que el mundo se terminaría el año de 1914. Cuando la fecha fatal pasó sin más ni más, la gente empezó a cuestionar la veracidad o seriedad de dicha secta. Estos tenían dos alternativas principales para reparar el “error” cometido con sus cálculos:1.- Ah, es que oramos y pedimos a Jehová con tanto ahínco que Jehová consintió en postergar la fecha del apocalipsis.2.- Perdón, ¿dijimos 1914? En realidad queríamos decir 2014.Pero la forma en la que respondieron fue el colmo del cinismo, cuando afirmaron: «El mundo se terminó en 1914. Que no se hayan dado cuenta, no es nuestro problema»Cosas que se escuchan por atreverse a traer las orejas puestas :/

  4. ¡Ah, los buenos testiculitos de Jehová! Definitivamente deberían de meter en su doctrina algo de mercadotecnia. Todo ese asunto de ‘el que controla el Fin del Mundo controla el Mundo’ dejó de ser cierto desde que desapareció la Unión Soviética. ¿No dice la Biblia qué “el Fin llegará como el ladrón de noche, porque solo el sabe el día y la hora de juicio final”? Si técnicamente pretender saber más que Dios -dentro de su Dogma- es una blasfemia, me pregunto: ¿es posible ir al Infierno por un tecnicismo?Espero que cuando el Fin llegue, yo tenga puestos los pantalones… 😉

  5. Mytho dice:

    Sería interesante cuestionarles de esa manera, y ver las respuestas que podrían lanzar al momento. Por supuesto, cuando un dogma es cuestionado, no tienen más que responder con cualquier tipo de frase especial, como el famoso dragón invisible de Sagan, y asunto arreglado.Ya comentaré en alguna ocasión sobre una plática que tuve recientemente con un raeliano. Me fascinaron sus respuestas pues son de esas que no comprometen en absoluto el dogma, aunque chapuceras y falsas como los doritos con mantequilla. Reciba un saludo, Herr doctor 😉

  6. “En la mente de un delirante, sus fantasias son realidad” Es como la Matrix pero en drogas: una certeza de donde vienen y adonde van.Ya leí tu post sobre los râelianos (yo he tenido encuentros con personas de esa afilición en mi momento, y tengo opiniones muy severas respecto a las declaraciones de clonación de su ‘lider’), aunque si hay seres que realmente desprecio y de los que escribiré (aunque creo que Ud. y yo ya hemos charlado al respecto, Herr Romero) es sobre los Cienciólogos, mejor conocidos como Dianéticos.”aunque chapuceras y falsas como los doritos con mantequilla”¡Hey! ¡No metas los Doritos en esto! ;-)Y muchas gracias por el link al Book of Fate en Insurrecto. Seguimos en contacto, Herr Romero.

  7. marizza dice:

    he leido varios libros sobre temas que esotericos,metafisica ,me facina, he aprendido mucho. pero obras de cayce jamas he leido una,los precios de los libros estan fuera de mi presupuesto pero si me pudieras dar una pagina donde los pueda bajar gratis te lo agradesco.me puse a buscar informacion sobre este facinante escritor porque vi un programa acerca de sus obras en un canal de television por cable y me parecio interesante

  8. […] comunes, la religión y quienes comercian con ella están entrando en una crisis de la que ni la tan trillada amenaza del Apocalipsis las podrá salvar […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: